Cargando...

River perdió en Bolivia y debe lograr una hazaña Monumental

River perdió en Bolivia y debe lograr una hazaña Monumental

River perdió en Bolivia y debe lograr una hazaña Monumental

POR GERMÁN BALCARCE

El Millonario tuvo una noche en la que nada le salió bien y cayó 3-0 frente a un Jorge Wilstermann efectivo en ataque, pero que sufrió demasiado porque el equipo de Núñez generó varias situaciones de gol en el segundo tiempo. La revancha será el próximo jueves, desde las 19.15, en Núñez.

La diferencia fue exagerada e injusta. De ninguna manera reflejó lo ocurrido durante el partido. Sin embargo, resultó un golpe duro, difícil. Un golpe que dejó a River cerca del nocaut en la tan deseada Copa Libertadores de América. Todavía está latente el shock por semejante resultado adverso, inesperado para el más pesimista de los hinchas del Millonario y también para el de mayor optimismo entre los simpatizantes de Jorge Wilstermann.

A River le salió todo al revés y sufrió un golpe cada vez que quiso levantarse

¿Cómo se explica este panorama? Hay que empezar por el principio mismo del encuentro, debido a que apenas cuatro minutos bastaron para que el conjunto boliviano abriera el marcador a través de Edward Zenteno, tras el cuarto tiro de esquina consecutivo. Ese revés tan temprano condicionó las circunstancias y potenció la confianza del Aviador. Más allá de eso, River desperdició algunas posibilidades claras y las pagó nada menos que en su arco, un cóctel letal en una serie de eliminación directa.

Hubo muchas imprecisiones tanto en el circuito ofensivo como en la definición

Si bien es cierto que los 2.582 metros sobre el nivel del mar que hay en estadio Félix Capriles causaron pequeñas dificultades, de ésas que conocen los jugadores y no se pueden observar a simple vista, la realidad indica que el Millonario tuvo una pésima noche en materia de aciertos. Le salió todo al revés. Cuando reunió méritos para llegar al empate, recibió el segundo gol; cuando estuvo a punto de un descuento útil por lo que implica el tanto en condición de visitante, Wilstermann le respondió con el 3-0 definitivo.

Cuando el equipo estuvo a punto de descontar, careció de puntería o chocó con el arquero Raúl Olivares

El fútbol, tan lindo siempre, es cruel en el rubro merecimientos: si no hay contundencia, generalmente se paga. No importa cuáles sean los argumentos expuestos ni tampoco la jerarquía. River, de flojo primer tiempo, se fue al descanso en desventaja y asumió el protagonismo durante todo el complemento. Gonzalo Martínez se puso el equipo al hombro como nunca, dejando de lado esa versión muy desequilibrante para ser un conductor nato e imparable, aunque sus compañeros jamás alcanzaron la sintonía fina.

Pity Martínez tuvo una gran actuación, pero sus compañeros no pudieron aprovecharlo

Las ausencias de Lucas Alario y Sebastián Driussi quedaron al desnudo. Mientras Rafael Borré cayó tres veces en offside y se mostró impreciso, Ignacio Scocco tuvo un compromiso enorme, pero falló en una ocasión inmejorable, con el arco desprotegido, y vio ahogado su grito de gol cuando el brasileño Alex Silva rechazó en la línea. El otro Nacho, Fernández, fue de menor a mayor: desconocido en la etapa inicial, creció en la segunda parte. Aun así, el ex-Gimnasia tuvo un destino similar a Enzo Pérez: lo bueno que hicieron quedó opacado.

Ahora hay que revertir nada menos que tres goles en casa. River no registra un antecedente así en copas internacionales bajo ninguna condición. Como si fuera poco, en el afán por igualar la serie o darla vuelta, no debe recibir un gol para impedir que la cuenta obligue a un 5-1 insostenible para los corazones de todos. La hazaña tiene que ser superior a cualquier antecedente del Más Grande, quizás sea un desafío para un grupo con varios nombres multicampeones.

Barcelona-PSG puede servir como video motivacional para la revancha

De ninguna manera es imposible. La sabiduría táctica y estratégica de Marcelo Gallardo es capaz de guardarse un capítulo para la historia, al estilo Barcelona-PSG. Tal vez ese video aparezca como mensaje motivacional en las entrañas del vestuario Ángel Labruna. Por lo pronto, el River ineficaz de esta noche tendrá que dar un giro de 180 grados el próximo jueves, en el Monumental. Allí 60.000 fanáticos alentarán como siempre, esperando un milagro que puede tomar forma si aparece un gol temprano para alimentar la ilusión.


+ PUNTAJES: las calificaciones de los jugadores de River frente a Jorge Wilstermann

+ GALLARDO: "Va a ser uno de mis mayores desafíos como entrenador"

+ PONZIO: "Es exagerado el resultado, los partidos de Copa son así"

+ MORA: "No nos den por muertos, confío plenamente en mis compañeros"

+ TÁCTICA: Gallardo apostó por dos delanteros, pero no funcionó

+ CARAVANA: los hinchas de River se hicieron sentir en las calles de Cochabamba


Últimos videos

Comentarios


Agreganos a favoritos Cerrar
Agreganos a favoritos Cerrar