El plantel de River se entrenó esta mañana en el predio de Ezeiza y sobre las 15.30 horas partió rumbo a Santiago del Estero. Es que el próximo sábado a partir de las 21.10 horas el equipo de Marcelo Gallardo enfrentará a Colón por el Trofeo de Campeones en el Estadio Único Madre de Ciudades en lo que será el último partido de Leonardo Ponzio como profesional y además el de Enrique Bologna en el club. Por su parte el Muñeco va por un nuevo título y así seguir estirando la diferencia como el director técnico más ganador de la rica historia de River.

Como suele suceder cuando River viaja al Interior del país, los hinchas lo viven con una emoción digna de destacar, es que no todos los fines de semana tienen la oportunidad de ver a sus ídolos y cuando pueden hacerlo preparan recibimientos maravillosos. En esta oportunidad los santiagueños no se quedaron atrás y además de esperar al plantel bajo un intenso calor en el hotel donde concentrará River pusieron una bandera gigante en el frente del mismo para que los jugadores y el cuerpo técnico se sientan como en su casa.

La puerta del hotel estuvo repleta de fanáticos que llevaron banderas y toda su alegría para agradecerle a Gallardo que se haya quedado y para apoyar a los jugadores en la previa de la final contra el Sabalero. Lo mismo había sucedido en marzo y en septiembre cuando el Millonario visitó la provincia para enfrentar a Racing por la Supercopa Argentina y a Central Córdoba por la Liga Profesional respectivamente.

El arribo del plantel al hotel se dio en un marco extraordinario, cabe destacar que hasta los jugadores que no están disponibles para enfrentar al Sabalero viajaron a Santiago del Estero. Además también viajó con la delegación Jorge Brito –flamante presidente del club- y Enzo Francescoli. Los hinchas ovacionaron a los jugadores y hubo un reconocimiento especial para Marcelo Gallardo que saludó al bajar del micro. Minutos más tarde los propios futbolistas salieron a la calle a saludar a los hinchas que mostraron su emoción.