Pasan los días, no asoma ninguna posible fecha y en River empiezan a creer que Boca no quiere jugar las finales que tiene pendientes ante su clásico rival. Sí, desde hace varios meses (e incluso años) que el Millonario debe dos encuentros decisivos por un título ante el Xeneize y que por el momento no tienen fecha (ni tampoco intenciones de disputarse en el corto plazo).

Las dos finales que River debe jugar ante Boca

Rebobinemos. En este cambalache que es el fútbol argentino y el reordenamiento que se hizo en los calendarios después de la pandemia, los únicos perjudicados son los clubes y los hinchas, que terminan siendo rehenes de decisiones organizativas inexplicables. Yendo al punto: la primera final que debería jugar River es la Supercopa Argentina 2020.

Aquel año, el rival de toda la vida conquistó la Superliga 2019-20 (la que el Millonario pierde con escándalo arbitral en la última fecha ante Atlético Tucumán) y también la Copa Argentina (venció a Talleres en la final por penales), por tal motivo, la Supercopa Argentina la debe jugar contra el subcampeón de la Superliga 2019-20, que fue justamente River.

El otro partido pendiente corresponde al mismo año y es por el Trofeo de Campeones 2020, que es más insólito aún. ¿Por qué? Porque a River lo hicieron jugar un partido desempate el año pasado ante Banfield en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, partido en el que el Más Grande se impuso 3-2 y ganó el derecho de jugar la final con Boca.

Boca sacó su plaza para ese encuentro por ganar la Superliga 2019-20 y como también conquistó la Copa de la Liga (ese año llamada Copa Diego Maradona por el fallecimiento de Diego) al vencer a Banfield en la final disputada en San Juan, se tuvo que jugar un partido entre los subcampeones. Ese fue el partido que el Millo ganó 3-2 el 22 de febrero del año pasado con doblete de Santiago Simón y uno de Borja.

Transcurren las semanas y no hay noticia alguna en torno a estos dos partidos. Los calendarios apretados de ambos equipos (uno con Libertadores y el otro con Sudamericana) y ¿la falta de ganas? de la dirigencia Xeneize de disputar los encuentros hacen que el panorama sea incierto. De hecho, la Supercopa 2020 se debería haber jugado en marzo de 2022 y próximamente se van a cumplir ya dos años de esa fecha hipotética fecha de disputa. Insólito…