Del “No renueva” al “No hace la pretemporada”. Un nuevo capítulo en la vertiginosa vida de Claudio Echeverri. No seguirá en EE.UU. haciendo su primera pretemporada profesional con River y se tomará un avión de urgencia a Buenos Aires por decisión de Mascherano, quien lo convocó a integrar una Sub 23 que jugará un torneo Preolimpico. Asi como durante el año que pasó estuvo muchas semanas abocado al Sub 17, ahora deberá interrumpir una etapa fundamental para su año futbolistico e ir a un combinado juvenil en el cual no lo habian considerado en el inicio de ciclo.

Echeverri es un chico con enormes condiciones al que venimos teniendo en cuenta desde que llegamos al Club. Me ha tocado tenerlo muy poco. Paso mas tiempo con la Selección que con nosotros. En la primera etapa le costó desde lo físico, es importante que podamos tenerlo trabajando con el grupo“. Así respondía Martin Demichelis en conferencia de prensa la pregunta reiterada de por que Echeverri brillaba en el sub17 y no tenia tantos minutos en River.

La contestación, llena de lógica y sentido común por parte del entrenador, fue el 3 de diciembre del 2023 pero toma absoluta vigencia en este inicio del 2024. Para un jugador de sólo 18 años es clave la pretemporada. Es el momento de preparación física más exigente y de trabajos futbolísticos conceptuales donde se explican y repiten ideas que el DT pretende que sus dirigidos incorporen.

Es necesario para River que el Diablito atraviese éste período de entrenamiento riguroso para que su adaptación a la primera división sea más sencillo. Sabiendo que el jugador, tal cual era su deseo, fue transferido al City Group y que sólo permanecerá en River 12 meses, es muy poco el tiempo que tendrá en Argentina y sera fundamental que su adaptación sea rápida e inmediata. Que esto suceda está complicado. Mientras se escriben estas líneas el jugador está armando las valijas para regresar al país y continuará su enero lejos de River.

¿Mascherano atentó contra River?

Una pena. Pará Demichelis porque no podrá ensayar con él todo lo que tenía preparado. Para los compañeros por no sumar prácticas y amistosos con un chico que pinta para tener muchos minutos este año. Y para el jugador que no aprovechará esta etapa tan necesaria para su 2024 en la primera de River.
La lesión de Pedro De La Vega generó el llamado de Mascherano. Podría haber citado a otros jugadores.

Hay una cantidad de apellidos de renombre y trayectoria mas importante para sumar. Hasta algunos estaban en una pre lista que no integraba el chaqueño. Sin embargo el ex hombre del Barcelona prefirió sumar para su Sub23 a un chico que recién cumplió 18. Ni siquiera es consuelo el DT con el que va a entrenar. Si fuese Pablo Aimar el hombre que comanda a este equipo nacional podría compensar su ausencia, el beneficio de saber que su trabajo docente le devolvería a River un Echeverri mejorado. Con Mascherano no ocurrirá eso.

Sus procesos en los juveniles hasta ahora fueron malos (renunció en marzo 2023 por no sentirse capacitado) y todos esos atributos que lo convirtieron en un 5 de elite cuando jugaba, no parece tenerlos en esta nuevo rol como técnico. Se entiende que “El Jefecito” tiene urgencia de resultados y debilidad por lo que representa River. (Salvo si se trata de saludar al público millonario o aceptar ponerse nuevamente la camiseta que lo vio nacer cuando el club lo fue a buscar). Por eso convoca permanentemente jugadores que visten el manto sagrado.

¿Por qué River se deja pisar por la AFA?

Ahora también es necesario expresar lo siguiente: así como el jugador y su representante decidieron sobre su futuro, River debería imponer condiciones sobre su presente. Si la idea es darle un lugar importante en la estructura 2024 hay que plantarse. El jugador debe hacer la pretemporada con Martin Demichelis. Se trabajará física y tacticamente. Se armaran ensayos futbolisticos. Se formará grupo. Se buscará un 11 titular en los amistosos ya programados. Que el pichón de crack que tiene River no forme parte de todo eso es una verdadera picardía.

River históricamente es el club que más jugadores cedió a la Selección Argentina. Por lo tanto el compromiso con los proyectos futbolísticos de AFA está fuera de discusión. Hasta permitió que Echeverri juegue el Mundial sin lograr la renovación de contrato cuando podia haber puesto esa condición como hicieron tantos otros clubes. Esto debería ser un buen motivo para que River tenga un guiño por parte de Tapia (que dificil esto ¿no?) que le permita mantener al jugador en su plantel.

Que la Selección debe ser prioridad es algo que todos entendemos. Pero nunca tiene que perjudicar a los clubes. Lo que disputará el Sub 23 es un torneo clasificatorio. No es un Mundial, una Copa América, Juego Olímpico o Eliminatorias. Por eso las prioridades deben revisarse. No solo se pierde la pretemporada. Tambien las cinco fechas iniciales de la Copa de la Liga. Esto pone en riesgos los bonos economicos que River negoció con el City.

Y ojo con mencionar que esta citación es reglamentaria y fue aceptada por los Clubes. Que hubiese tres descensos también formaba parte del reglamento y ya sabemos lo que paso. Que de golpe haya ascensos masivos en las categorías menores no estaba establecido pero igual sucedió. Se ve que los reglamentos en AFA se hacen a medida. Por lo tanto lo acordado, que en otras federaciones puede ser palabra santa, aqui en el fútbolargentino parece no ser tan así. Los dirigentes deberían ponerse firme y hacer la gestión necesaria para que Echeverri se quede trabajando con River. Llegó el momento de que sea lo principal para el jugador. Que quede a mano con todo lo que recibió, tanto el como su familia, en los últimos 8 años. Lo que River tiene por delante hoy es mas importante que un torneo del Sub 23. Y eso hay que hacerlo respetar y valer.