El mundo River vivió una emotiva jornada en el Estadio Monumental el pasado martes por la noche. El equipo Senior, que venía de ser campeón del primer campeonato organizado, celebró junto a los hinchas en el Monumental la conquista y lo hizo enfrentando a Independiente. Miles de hinchas dijeron presente y tuvieron la oportunidad de ver en cancha a muchos de los ídolos del club jugando un rato.

Lógicamente el resultado fue anecdótico -lo ganó River 2 a 0- y sin dudas que lo que más emocionó a los hinchas fue la posibilidad de ver jugar y poder demostrarle todo su cariño a jugadores como Ariel Ortega, Norberto Alonso, Leonardo Ponzio, Alejandro Domínguez y Rodrigo Mora. Fue una gran decisión por parte de los dirigentes el hecho de abrir las puertas del Monumental para que los hinchas puedan disfrutar de este evento.

“Entrar a la cancha de River siempre es una sensación especial, por eso les quiero agradecer a los muchachos que me invitaron a este partido. Pisar el Estadio Monumental es lo máximo”, afirmó Norberto Alonso en zona mixta luego del encuentro entre River e Independiente por el fútbol Senior que se disputó en el Estadio Monumental con un importante marco de público.

El mensaje del Beto Alonso para los hinchas de River

“Siempre agradecido al hincha de River, somos familia. Los quiero mucho y se los dije el día de mi despedida”, dijo el Beto con gran emoción. Cabe recordar que Norberto Alonso tuvo su merecido partido despedida en un Monumental que estuvo repleto allá por 1987. Fue un evento masivo en el que el pueblo riverplatense pudo agradecerle a uno de los próceres del club por tantos años de alegrías.

No hay que olvidarse que Alonso fue figura central de títulos inolvidables como el Metropolitano de 1975, el Campeonato de Primera División 1985/86 -en el que se dio la vuelta olímpica en la Bombonera y luego anotó dos goles- y también la Copa Libertadores y la Intercontinental de 1986. Pero Alonso no solamente es ídolo por los títulos conseguidos, sino por ser el fiel reflejo con su exquisito juego de lo que exige la historia del Más Grande.

Beto Alonso dejó su legado

El Beto fue una pieza clave de River en las décadas del 70 y del 80, siempre respetando el estilo histórico del club y la importancia de jugar bien. En los 90, el que recogió ese legado fue Enzo Francescoli, quien había sido compañero del Beto en los 80. El uruguayo regresó a Núñez tras su paso por el fútbol europeo y fue el ídolo de toda una época en la que el club conquistó su segunda Copa Libertadores, el Tricampeonato y la Supercopa. Actualmente hay un gran cariño entre el Beto y el Enzo.

¿Norberto Alonso se merece una estatua en el Monumental?

¿Norberto Alonso se merece una estatua en el Monumental?

YA VOTARON 0 PERSONAS