El equipo dirigido por Máximo Gallardo vivió una noche soñada en el Estadio Monumental. Más de 30 mil espectadores se acercaron hasta el Templo de Núñez para vivir un partido repleto de emoción y nostalgia. Es que el equipo de Fútbol Senior de River viene de coronarse campeón del torneo y surgió la iniciativa de festejarlo en casa y con los hinchas. Fue una fiesta absoluta, en la cancha y en las tribunas.

Ya desde la entrada en calor se percibía un clima muy especial. Los hinchas que llegaron temprano al Monumental se encontraron con una sorpresa inesperada: la presencia en el equipo de Norberto Osvaldo Alonso. Muchos especulaban que el Beto podía llegar a ingresar en los minutos finales del clásico ante Independiente. Sin embargo, el DT millonario decidió mandarlo desde el arranque y que disfrutara de una ovación tremenda, como en los viejos tiempos.

Más allá de la presencia del Beto desde el arranque, los hinchas de River enloquecieron con la presencia de otro ídolo inoxidable: Ariel Arnaldo Ortega. El Burrito se llevó todos los aplausos cuando la voz del estadio anunció las alineaciones, pero también fue el más aplaudido cada vez que entró en contacto con la pelota a lo largo del partido. Se lo vio muy activo, tiró algunas gambetas y enganches característicos, como si el tiempo no hubiese pasado.

El Millonario se puso en ventaja en la primera etapa a través de un cabezazo de Rodrigo Mora, que le ganó a Matheu en el área y colocó la pelota junto a un palo. El uruguayo apuntó a una de las tribunas y festejó con la vieja y querida “metralleta”. Los hinchas enloquecieron con la celebración de La Pulga, que fue uno de los jugadores más peligrosos de River en la primera parte.

En el complemento, River remató el partido a partir de una jugada fortuita: un defensor del Rojo quiso despejar, la pelota dio en el palo y le quedó servida a Ariel Ortega, que dio una media vuelta y sacó un remate pinchado que ingresó en el arco más allá del intento desesperado del fondo de Independiente para despejar el balón. Golazo del Chango, que volvió a desatar una ovación absoluta.

Para el cierre del partido hubo otro momento de magia en el partido: el Beto Alonso volvió a ingresar para jugar los minutos finales. Los hinchas millonarios disfrutaron de un par de pinceladas más. También salieron Ortega y Ponzio, que arrancaron los últimos aplausos. Una jornada perfecta para las glorias de River y para sus hinchas, que vivieron otra noche repleta de magia y emoción.

El gol de Morita en el fútbol Senior de River

El gol del Burrito en el Monumental

¿Te gustó que el Senior juegue en el Monumental?

¿Te gustó que el Senior juegue en el Monumental?

YA VOTARON 0 PERSONAS