Desde que Martín Demichelis se puso el traje vacante que dejó Marcelo Gallardo a fines del 2022 que al actual DT del Millo se lo critica por varias cosas. Entre ellas, una de las más renombradas, es la falta de manejo de grupo que algunos le adjudican.

Sin embargo, pese a todo lo que se diga en las redes sociales, la actualidad de Martín Demichelis a la hora de liderar el plantel demuestra ser muy diferente a la que algunos frentes intentan instalar. Una nueva postura que quedó más que clara tras el incidente vivido con Esequiel Barco en la noche del miércoles.

La postura de Demichelis que muestra un gran crecimiento

Tras el famoso episodio del off the record que tan caro pagó Demichelis; uno de los motivos por los cuales Enzo Pérez se habría ido del club, el DT cambió su manera de ser ante la prensa. Dejó de dar tantas respuestas, o excusas, y se concentró en limitar sus respuestas.

Más calmo, corto y conciso, el entrenador de River ya no se presta al juego de la prensa y cambió palabras como “jet stress” por asumir responsabilidades. De esta manera, comenzó a proteger más a los jugadores y a asumir el peso de ciertos errores de los que todos tienen su cuota de culpabilidad.

El caso Barco y la protección de Martín Demichelis

Si bien Demichelis ya venía cubriendo varios errores de sus dirigidos, lo que pasó con Esequiel Barco en la noche tucumana fue la gota que reveló su nueva postura. Pese a la clara calentura que tenía con el jugador, el DT lo defendió en todo momento y hasta lo hizo quedar como “un buen chico” que pide perdón y admite errores.

Obviamente no se sabrá si el talentoso volante realmente pidió disculpas, es posible que así sea por su personalidad, pero Demichelis así lo hizo creer y punto. Dejando los problemas puertas adentro, el nuevo ¿líder? del plantel pateó la pelota afuera como en sus mejores momentos y problema terminado.

Incluso, el hecho de sacar a Barco en el entretiempo también demuestra su cambio. Cuando todos pedían la cabeza del volante, el entrenador le dio la posibilidad de cambiar su error, de arreglarlo, con varios minutos más. Como bien dijo en conferencia, tras los dos penales su juego ya no fue el mismo.

¿Mandar a Mastantuono a entrar en calor? Una herramienta más vieja que el viento. Varias veces se ha vio cómo esto puede funcionar como motor de motivación: si no mejoro me sacan. En este caso, el partido para Barco estaba terminado.

¿Demichelis se transformó en líder?

Aunque es pronto para terminar si esta nueva faceta de Martín Demichelis termina convirtiéndolo en el líder del plantel, las primeras muestras en este 2024 muestran un mayor apoyo para el entrenador tras todo lo ocurrido en el 2023.

Comenzó a darle lugar a los juveniles del plantel pese a que tenían 16 años, los referentes del plantel acatan órdenes dentro del campo mientras parecieran entender que juega el que mejor está y hasta supo cómo cambiarle la cabeza a un Miguel Borja que se quería ir del club. Detalles que demuestran, poco a poco, un crecimiento del entrenador en su carrera.