River volvió a empatar en un terreno hostil como es el Monumental José Fierro, ante Atlético Tucumán, en dicha provincia. Por la cuarta fecha y tras el 0 a 0, Martín Demichelis habló en conferencia de prensa y se refirió, entre otros temas, a la polémica por el doble penal errado de Esequiel Barco, el fastidio de Miguel Borja y la desobediencia del ex Independiente al propio DT.

Lejos de ahondar la tensión, el técnico respaldó al mediocampista: “A cualquiera le puede pasar de errar un penal, en este caso dos. Consideré que no estaba emocionalmente al 100% para que siga jugando en el segundo tiempo. Es un gran chico pero a veces las emociones ganan” comenzó diciendo Martín Demichelis. De esa manera, también dio a entender que no lo sacó por enojo en el entretiempo sino que para protegerlo.

Además, Demichelis explicó los motivos que pudo haber tenido Barco para insistir en patear el penal: “Veníamos ganando, quería participar porque tdavía no había podido anotar en esta temporada. Pidió disculpas proque no es egocéntrico y no es un chico que piense solo en él. En este caso no quería dar la pelota pero de todo se aprende y seguramente se lleve una gran experiencia”. Por último, se refrió a la elección del pateador de los tiros desde los 12 pasos: “Muchas veces los chicos tienen que resolver ahí en el campo dependiendo sus sensaciones. Cuando erró Esequiel preferí que el que patee sea Miguel, no se dio”.

¿Demichelis sintió “desobediencia” de Barco?

A pesar de que la primera respuesta pudo haber sido satisfactoria y cerrar la historia del penal de Barco contra Atlético Tucumán, en la conferencia de prensa insistieron en preguntarle a Demichelis si no sintió desobediencia por parte del jugador. En ese sentido, el DT respondió: “Eso es una libre interpretación del mundo de afuera. Lo que tenemos que hablar puertas adentro lo hablamos. Esequiel ya pidió disculpas, es un gran chico, lo necesitamos y muy bien. Es un jugador desequilibrante que lo venía haciendo muy bien”.


Y en su conclusión final, Demichels contó por qué esperó al entretiempo para sacarlo y poner a Franco Mastantuono: “Después del seguno penal se dieron situaciones erráticas que son atípicas y por eso lo saqué. Respeté a Esequiel para no desperdiciar una ventana ahí, y para que se haga cargo de la situación después de haber errado. Pero no hay que dramatizar demasiado”.