En un partido complicado por cómo se estaba dando el juego, River tuvo la gran oportunidad de abrir el partido de la mano de Esequiel Barco en dos oportunidades. Sin embargo, el creativo del Millonario remató mal las dos oportunidades que tuvo y Demichelis terminó sacándolo.

Si bien para jugadores como Barco fallar un penal suele ser una rareza, el jugador de River volvió a vivir una situación que tuvo hace no mucho ya que esto de errar dos penales en un solo partido lo vivió hace unos años en el Atlanta United.

El día que Esequiel Barco erró dos penales en los Estados Unidos

Al igual que pasó ante Atlético Tucumán, Esequiel Barco ya había fallado dos veces un penal que se repitió e incluso también en aquella oportunidad tuvo una pequeña discusión con un compañero. Situación que cayó muy mal al DT.

Durante la derrota por 1-2 del Atlanta United frente al Inter Miami en septiembre del 2020, Esequiel Barco tuvo un penal a favor que el arquero tapó al palo izquierdo para que posteriormente llegará la conversión de Cubo Torres. Sin embargo, este último realizó una invasión de área y la pena se ejecutó nuevamente.

En esta segunda oportunidad, a diferencia de lo que pasó con Atlético Tucumán, Barco cambió el palo al que tiró inicialmente pero Luís Robles adivinó la intención y nuevamente tapó el remate del argentino.

La discusión de Barco con Borja, otra situación habitual

A su vez, otra de las situaciones en las que Barco se vio envuelto durante el partido ante Atlético Tucuman y que ya había vivido anteriormente es la discusión con Miguel Borja. Un evento que, al parecer, suele distraer al jugador del Millonario.

En el doble penal ya mencionado con la camiseta del Atlanta United, Barco también discutió con Erick Torres Padilla para ver quién se hacía cargo de la ejecución. El resultado terminó siendo el mismo que el logrado en el Monumental José Fierro.

El recuerdo de la disputa Barco – Beltrán por un penal en River

Algo que también ocurrió hace un tiempo, defendiendo ya la camiseta de River, en donde Barco tuvo un cruce mínimo con Lucas Beltrán debido a que el Vikingo quería hacerse cargo para llegar al triplete y llevarse la pelota en la victoria sobre Godoy Cruz.

Sin embargo, pese a que Nicolás De La Cruz le dio la pelota a Lucas Beltrán, Esequiel Barco le negó al actual nueve de la Fiorentina la oportunidad de patear y se hizo cargo. Si bien el tiro fue gol, el arquero del Tomba estuvo muy cerca de sacarlo.