A comienzos de 2022 Tomás Lecanda salió de River a préstamo a Barracas Central con la misión de sumar minutos en Primera y poder volver a ser considerado, tal como sucedió en los últimos tiempos con Enzo Fernández o Lucas Beltrán. Lamentablemente en el Guapo no encontró la continuidad necesaria y es por eso que decidió interrumpir su vínculo contractual con el conjunto recientemente ascendido y volver a River.

Pero en el Más Grande no hay lugar para él, son muchos los marcadores centrales y es por eso que el Muñeco le dijo que vuelva a salir a préstamo para poder lograr el roce necesario en Primera y si le va bien poder ser considerado en un futuro. Con ese panorama el central de 20 años optó por irse a préstamo a Aldosivi de Mar del Plata.

La cesión al Tiburón es por un año, la misma es sin cargo ni opción de compra. Ahora bien, River podrá volver a contar con el futbolista a los seis meses si es que lo necesita. Esta es la misma cláusula que utilizó el Millonario con Lucas Beltrán y Colón y es por eso que el delantero regresó a Núñez ahora en junio y no en diciembre.

Su paso por Barracas Central

Lamentablemente Tomás Lecanda no encontró los minutos que fue a buscar al Guapo. El marcador central había disputado solamente tres partidos en la Primera de River –uno de ellos el de la hazaña contra Santa Fe el día que Enzo Pérez fue arquero- y para Gallardo era necesario que salga a buscar roce en Primera a otro equipo pero en Barracas Central solamente disputó cinco partidos y por eso tomó la decisión de irse antes de tiempo.