El pasado 7 de noviembre River recibió a Patronato en el Monumental por la fecha 20 de la Liga Profesional. El partido fue un festival de goles, el Millonario lo ganó 5 a 0 –cuatro goles fueron de Julián Álvarez- y el título quedó bien cerca. El triunfo fue agridulce ya que se produjeron dos lesiones, la más importante fue la lesión ligamentaria de Felipe Peña Biafore, pero también Benjamín Rollheiser se desgarró el cuádriceps derecho. Se estimaba que se recuperación sería rápida, pero finalmente recién un mes más tarde recibió el alta médica.

El juvenil que se ganó el puesto en los últimos partidos se perdió los encuentros de la recta final del título, no pudo estar en Vicente López ante Platense, tampoco el día de la consagración ante Racing en el Monumental cuando el equipo de Gallardo goleó 4 a 0. Tampoco fue parte del equipo que visitó a Rosario Central por la jornada 23 y lo mismo sucedió ante Defensa y Justicia el pasado domingo. Pero este lunes el talentoso zurdo se entrenó a la par de sus compañeros y todo indica que viajará a Tucumán para visitar a Atlético.

El alta en el momento justo

Si bien Marcelo Gallardo tiene variantes para elegir al compañero de Julián Álvarez en el ataque, la realidad es que en la mayoría de los partidos del semestre –cuando no estuvo Suárez- quienes acompañaron a Álvarez fueron Braian Romero y Benjamín Rollheiser. Desafortunadamente el ex delantero de Defensa y Justicia sufrió un esguince de rodilla ante el Halcón y será baja en lo que resta del año, es por eso que la recuperación de Rollheiser llega en el momento ideal, ya que seguramente sea quien juegue junto a la Araña.