Ubaldo Matildo Fillol es una gloria del fútbol argentino, además de haber sido el arquero de la Selección Argentina que ganó el Mundial de 1978, fue dueño de un estilo reconocido a nivel mundial y a lo largo de toda su carrera sostuvo un nivel superlativo. El Pato atajó en River entre 1973 y 1983 y dejó un recuerdo imborrable. Fillol atraviesa generaciones y es reconocido por los hinchas que peinan canas como por aquellos que nacieron después de su retiro, así son los ídolos.

El Más Grande no podrá contar con sus cuatro arqueros disponibles en la lista de buena fe de la Copa Libertadores ya que todos ellos se encuentran con Covid y pese al pedido de River a la Conmebol para sustituir a dos arqueros de la lista y que puedan ingresar Leonardo Díaz –a quien ya elogió Fillol- y Agustín Gómez, la casa madre del fútbol sudamericano no aceptó el pedido y es por eso que el equipo de Marcelo Gallardo jugará ante Santa Fe por la quinta fecha del Grupo D de la Copa Libertadores con un jugador de campo ocupando el puesto de arquero.

La bienvenida del Pato

“El jugador que ocupe el arco de River esta noche tiene que disfrutar el momento y no sentir presión o temor a equivocarse por tener que estar de manera obligada en un lugar que no le corresponde. Ojalá lo haga de la mejor manera posible. Bienvenido al arco más grande del mundo”, escribió Ubaldo Fillol en sus redes sociales, el texto estuvo acompañado por una foto con grandes arqueros que tuvo River a lo largo de su historia: Amadeo Carrizo, Germán Burgos, Franco Armani, Marcelo Barovero, Nery Pumpido, Ángel David Comizzo y el propio Ubaldo Fillol. Todavía no se sabe quién será el arquero ante Santa Fe, aunque lo más probable es que sea Enzo Pérez, aunque también podría ser Miton Casco.