En seis participaciones con el Muñeco como DT, River fue campeón dos veces y llegó a semifinales en otras tres ediciones.

Últimas noticias

River Plate Libertadores

El inicio de una nueva obsesión

Comienza una nueva Libertadores y de la mano de Gallardo es imposible no ilusionarse con que River otra vez esté en la pelea por quedarse con la Copa más deseada.

En seis participaciones con el Muñeco como DT, River fue campeón dos veces y llegó a semifinales en otras tres ediciones.

En seis participaciones con el Muñeco como DT, River fue campeón dos veces y llegó a semifinales en otras tres ediciones. (Foto: Prensa River)

Por
Federico del Rio

La historia de River y la Copa Libertadores fue esquiva durante muchos años y tal vez por eso ya desde décadas atrás se transformó en una obsesión para todos: jugadores, técnicos, hinchas y dirigentes. Dos finales perdidas (en 1966 y 1976) hicieron que la espera para conquistarla por primera vez se extendiera hasta 1986, cuando aquel equipo conducido por el Bambino Veira derrotó a América de Cali en Colombia y en el Monumental para dar vuelta la historia. Diez años más tarde, con Francescoli en la cancha y Ramón Díaz en el banco, llegó la segunda. 

La final cada diez años se repetía. Pero esa racha también se cortó y la espera se extendió hasta 2015, ya con Marcelo Gallardo en el banco. El Muñeco conoció la gloria en el 96, casi como un juvenil, pero más se acostumbró a las desilusiones, a ver cómo equipos que estaban para llegar lejos se quedaban en el camino. En cada una de sus etapas como jugador protagonizó esas frustraciones y seguramente de esas malas experiencias le sirvieron para preparar la fórmula que aplicaría como entrenador.

fixture river libertadores
El fixture de River en el Grupo D para esta nueva edición de la Copa.

El Muñeco cambió la historia de River en general y con la Libertadores en particular. Esa Copa tantas veces esquiva tuvo al equipo de Gallardo en semifinales en cinco de las últimas seis ediciones. Y en dos terminó como campeón, con el agregado perfecto de que la final del 2018 se la ganó a Boca y consiguió la verdadera gloria eterna.

Con Gallardo en el banco, River ganó la Copa en 2015 y 2018. Además, llegó hasta la semifinal en 2017, 2019 y 2020. Sólo en 2016 no se metió entre los cuatro mejores porque quedó afuera en octavos de final. 

Esta tarde, en el mítico Maracaná, River comenzará el camino de una nueva edición de la Copa Libertadores y es imposible no ilusionarse. Es cierto que se fueron Nacho Fernández, Martínez Quarta, Quintero, Scocco y Pratto, y que el plantel ahora cuenta con más juveniles. Pero la presencia de Gallardo en el banco siempre invita a creer. Muchas veces ya hubo quienes promocionaron el fin de ciclo y no fue más que una nueva reinvención del Muñeco y su equipo. 

Esta vez habrá varios jugadores que conocerán lo que es jugar la Copa con la camiseta de River. Pero también tendrán el sustento de un Enzo Pérez que siempre quiere más, que se sigue quedando en Núñez para volver a besar ese trofeo. De un Jonatan Maidana que levantó la mano y pidió volver después de haberse ido tras la conquista en el Bernabéu porque quiere volver a sentir esa alegría. O de un Leonardo Ponzio que sueña con su tercera Libertadores en su última participación, antes del último adiós.

Miren si no hay razones para creer. Para ilusionarse. Para soñar. Para que esa obsesión llamada Copa Libertadores vuelva a elevarse en las manos de nuestros héroes.

river campeon copa libertadores
La imagen perfecta. La Copa más deseada de la historia. Maidana, Gallardo y Ponzio levantan la Copa 2018 en Madrid (Foto: Prensa River).

Temas

Comentarios


¿Dejarías ir a Julián Álvarez por 10 millones de dólares?

No