Hay jugadores que exceden camisetas, si bien nadie duda que Ricardo Enrique Bochini es sinónimo de Independiente, el hecho de ser campeón del mundo con la Selección Argentina y el haber jugado un fútbol exquisito lo hace querible por hinchas de otros equipos. Bochini se caracterizó por jugar al fútbol de potrero, por dar asistencias que se celebraban más que los goles, llevar la pelota como nadie y principalmente por ser el dueño futbolístico de un equipo que alcanzó la gloria a nivel sudamericano y también conquistó el mundo en dos oportunidades: 1973 y 1984.

El Bocha, que todavía espera que el estadio del Rojo pase a tener su nombre, fue entrevistado en ESPN y cuando le consultaron respecto a cuál es el mejor equipo del fútbol argentino el histórico 10 de Independiente aseguró: "River es el equipo que juega al fútbol que jugábamos nosotros y por eso hace la diferencia no sólo en Argentina sino también en Sudamérica".

Cuando Bochini habla de “el fútbol que jugábamos nosotros”, se refiere al que se jugó en Argentina en las décadas del 79 y el 80, cuando el físico no era lo primordial sino más bien la técnica, por aquel entonces se corría mucho menos y se buscaban sociedades entre compañeros. No quiere decir que haya sido un fútbol menos trabajado, pero fundamentalmente lo que el Bocha destacó del River de Gallardo es la intención de siempre buscar el arco rival e intentar atacar.