River enfrentó a Vélez por la sexta fecha de la Liga Profesional en el Monumental, fue un partido en el que el Más Grande tuvo buenos pasajes de fútbol, pero como viene sucediendo desde que arrancó el semestre, le cuesta sostener ese rendimiento en el tiempo y mientras transcurren los partidos hay baches en los cuales el rival puede lastimar, tal como sucedió el pasado miércoles en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores. River jugó un gran primer tiempo, pudo ponerse en ventaja pero no fue efectivo y en la segunda mitad bajó el rendimiento y un equipo de la talla de Mineiro no perdona y se llevó su recompensa a Brasil tras ganar 1 a 0.

Marcelo Gallardo lo sabe, en la conferencia de prensa posterior al partido ante Vélez lo hizo saber mediante la autocrítica, pero a la vez mostró confianza en su equipo y sostuvo que la llave ante Mineiro sigue abierta y que todo puede pasar el próximo miércoles en Belo Horizonte. Uno de los puntos altos del equipo desde que comenzó el semestre fue Braian Romero, el ex delantero del Defensa y Justicia que llegó y con un puñado de entrenamientos se ganó un lugar en el equipo titular y supo aprovechar sus oportunidades: convirtió cinco goles en nueve partidos con el Manto Sagrado.

Gallardo sobre Braian Romero

“El gol es un estímulo que da confianza, Romero venía con una racha positiva que se le había cortado en el último tiempo, él tuvo dos mano a mano que no pudo concretar, es bueno que haya convertido así va con confianza a Brasil”, sostuvo el Muñeco respecto al tanto que convirtió Romero ante Vélez y también a las oportunidades previas que tuvo para convertir, además se refirió al encuentro del próximo miércoles ante Atlético Mineiro por la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Romero jugó un partido contra Vélez, más allá de las tres chances claras que tuvo para convertir –de las cuales metió una- realizó un trabajo silencioso, muy similar al que realizaba Rafael Santos Borré: presionó bien arriba a la salida de los defensores de Vélez. Lo que todavía falta es un poco más de conexión con Julián Álvarez, pero es lógico, Braian apenas tiene nueve partidos jugados en la Primera de River y las sociedades se construyen con el tiempo.