Hughes es un pueblo santafesino ubicado a 150 kilómetros de Rosario, donde viven cerca de 7 mil habitantes. Sin dudas, el nombre de Ignacio Scocco es el más destacado de lo que nacieron allí y el responsable de revolucionar el club local, que él mismo preside. Sí, Nacho es el presidente de Hughes Football Club, donde Marita -su mamá- es integrante y pieza clave de la Comisión Directiva. Luego de anunciar su retiro profesional en diciembre pasado, el delantero decidió que además de conducir la institución también volvería a ponerse la camiseta celeste.

Además de transformarse en la figura del plantel, Scocco también sumó a Maxi Rodríguez a su club y se había armado una movida importante para disputar un amistoso contra Williams Kemmis, el equipo de Leonardo Ponzio, que finalmente no se disputó en el estadio municipal de San Nicolás por la lesión del ex capitán de River. Nacho debutó en la Liga Venadense con un 0-0 de local ante Juventud Pueyrredón y en la segunda fecha le tocó visitar a Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto. Allí, por supuesto, fue el más buscado para las fotos y en la cancha se dio un gran gusto: festejar su primer gol en esta nueva etapa en Hughes FC.

A los 38 minutos del primer tiempo, Scocco cabeceó sin marcas a la salida de un córner y gritó el 1-0 parcial que puso en ventaja a su equipo. Finalmente, el equipo del presidente, capitán y goleador empató nuevamente: 1-1 fue el resultado final.

La excepción para la camiseta de Scocco

Como en los viejos tiempos, en la Liga Venadense los equipos tienen que presentar su lista de jugadores para cada partidos numerados del 1 al 18. Sin embargo, Hughes hizo un pedido especial para que Nacho pudiera vestir el 32 que utilizó en la mayoría de los clubes donde jugó y fue aceptado. Por eso, el utilero pudo imprimir ese número que deseaba el goleador en la camiseta celeste.