River es el club no europeo en la actualidad que más jugadores surgidos de sus Divisiones Inferiores aporta a las principales ligas de Europa: inglesa, española, italiana, alemana y francesa. Manuel Lanzini es uno de esos futbolistas, el talentoso volante ofensivo hace ya más de seis años que juega en el West Ham United de la Premier League y es uno de los mejores jugadores del conjunto de Londres.

Este domingo el West Ham visitó al poderoso Manchester City, que conduce técnicamente Josep Guardiola, y los de Londres cayeron por 2 a 1 en un encuentro que estuvo marcado por las condiciones climáticas en las que se jugó: bajo una intensa nieve. El encuentro comenzó favorable para los locales que a los 33 minutos del primer tiempo se pusieron en ventaja con un tanto de Gundogan. A los 90 minutos Fernandinho estableció el 2 a 0, pero cuatro minutos más tarde, cuando el partido ya se moría fue Manu Lanzini que dio cátedra con un golazo, el ex River domingo, la pelota salió del área y con ojos casi en la nuca le pegó de media vuelta, la pelota dio en el ángulo y entró.

El deseo de volver a su casa

“Me encantaría volver a River, en algún momento se va a dar, cuando las dos partes estamos bien y de acuerdo se va a dar. River hoy en día nos está dando satisfacciones todo el tiempo”, había declarado Manu Lanzini hace unas semanas en diálogo con ESPN. Hay que recordar que el exquisito volante debutó en la Primera de River en agosto de 2012, luego emigró a préstamo un año al Fluminense y a mediados de 2012 regresó a Núñez y se quedó hasta mediados de 2014, justo cuando llegó Marcelo Gallardo.