Da placer ver jugar a Jorge Carrascal, es un futbolista lleno de talento, de ocurrencia, de elegancia. El colombiano tiene un porte poco habitual para ser un jugador creativo, por lo general quienes construyen el juego a base de gambetas suelen ser de físico más chico, pero inclusive su altura le da un toque distintivo. Para los hinchas de River es importante ganar, pero también las formas y si bien nadie se junta en el Obelisco a festejar que su equipo jugó bien, es importante intentar conseguir los tres puntos y hacerlo con autoridad y superando al rival y para conseguir eso los jugadores del estilo de Jorge Carrascal son determinantes. El oriundo de Cartagena es quien da ese plus y por eso cuando juega bien y es importante para el equipo, el triunfo se disfruta más.

Pero la realidad es que Carrascal no estaba teniendo un buen año desde lo futbolístico y es llamativo ya que el final del 2020 fue extraordinario. De hecho esos rendimientos lo llevaron a ser titular, pero el Muñeco no lo pudo sostener por mucho tiempo ya que su nivel bajó considerablemente. Hay que destacar que Carrascal la pide siempre, pese a que no esté jugando bien, él siempre intenta tener contacto con la pelota, busca habilitar a sus compañeros, quiere gambetear, quiere lastimar con un remate de afuera del área y eso hay que valorarlo, porque hay muchos jugadores que cuando no están en su nivel, se esconden y Carrascal nunca lo hizo.

Su gran partido ante Sarmiento

Carrascal estuvo activo desde el comienzo, se asoció muy bien con Agustín Palavecino y buscó a los delanteros. También se hizo dueño de la pelota y recibió varias infracciones. Lo más destacado llegó a los 34 minutos de la primera mitad cuando recibió dentro del área –tras una gran jugada de Milton Casco- y definió de primera fuerte y al ángulo. El colombiano estableció el empate parcial y ganó más confianza, siguió tirando sus habituales chiches –que en partido anteriores no siempre salían bien- y estuvo muy fino con la pelota en los pies. Ya en el complemento el Muñeco lo sacó y recibió su aprobación.

¿Se ganó un lugar contra Independiente?

River atraviesa una semana complicada desde el punto de vista de las ausencias, varias de ellas son por la triple fecha de Eliminatorias Sudamericanas y otras por las lesiones que complican al plantel. Pero la mitad de la cancha no quedó resentida y el Muñeco tiene varias opciones para conformarla, habrá que ver cuántos de los volantes pasan a jugar como defensores, pero lo más probable es que el colombiano se mantenga en el 11 inicial ante el Rojo el próximo domingo en el Monumental. Es una gran oportunidad para que el 10 de River siga tomando confianza y logre encontrar la regularidad necesaria para no salir más del equipo.