Julián Álvarez no para de darle alegrías a los hinchas de River, alegrías que por suerte no son efímeras y se mantienen partido a partido gracias a su nivel superlativo en cancha, con goles, asistencais y actuaciones al servicio del equipo que lucha por el título de la Liga Profesional. La Araña viene de marcarle un gol a Argentinos Juniors y asistir en otro a Braian Romero y quiere quedarse con el premio a goleador del campeonato.

Y lógicamente toda historia tiene un inicio. Y la de Julián comenzó un 27 de octubre de 2018, en un partido frente a Aldosivi por la Superliga. Claro, todas las miradas y las expectativas del hincha estaban puestas en el partido de ida con Boca de la final de la histórica Libertadores de aquel año, pero el Millonario tenía que cumplir con el calendario y aquella tarde en el Monumental frente al Tiburón, el Muñeco puso un equipo alternativo.

Con un sablazo de Cristian Ferreira, el Más Grande ganó por 1 a 0 y el triunfo pasó rápidamente al olvido con todo lo que iba a venir en el plano continental, pero en esa tarde se produjo el estreno oficial de la Araña con la camiseta de River. Ingresó a los 22 minutos del segundo tiempo por Rodrigo Mora con tan solo 18 años de edad. El delantero solo había jugado un partido amistoso con la banda roja y había marcado un gol, en septiembre en la derrota ante Talleres. 

Hace tres años comenzó una historia de sacrificio, amor y goles que continúa hasta el día de hoy y, por el bien que siga por mucho tiempo más. 

La formación de River esa tarde

Franco Armani; Jorge Moreira, Luciano Lollo, Lucas Martínez Quarta, Camilo Mayada; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Bruno Zuculini, Nicolás De la Cruz; Rodrigo Mora y Lucas Pratto.