Pensando más allá del superclásico de mañana, a River se le presentan más complicaciones cuando piensa en el encuentro del próximo miércoles frente a Independiente Santa Fe por la Copa Libertadores. Ocurre que el Más Grande tiene sólo 32 inscriptos de los 50 que permite la Conmebol. Ya en la edición pasada, cuando se extendió la lista después de la pandemia, Gallardo había explicado que prefería no anotar a chicos sin experiencia con los profesionales porque sería exponerlos en caso de que tuviesen que jugar.

Pero la particularidad ahora es que River inscribió a cuatro arqueros y los cuatro dieron positivo de coronavirus: Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli. Por eso, por el momento el único futbolista que se sumó a los citados para el superclásico es Alan Díaz, el arquero suplente de la Reserva, que debutará en este domingo en la Bombonera, cuando se dispute el superclásico por los cuartos de final de la Copa de la Liga. 

Yendo a lo reglamentario, la Conmebol establece que se podría modificar un arquero en caso de una lesión que la Comisión Médica pueda comprobar y certificar. Además, agrega que el arquero que sale de la lista no puede ser incluido nuevamente más adelante. La duda, entonces, se fija en si el Covid-19 es considerado como una lesión. Por eso, los dirigentes se comunicaron ya con la máxima entidad del fútbol sudamericano y habrían recibido el okey para presentar la situación médica a la que se encuentran afectados los cuatro arqueros inscriptos y así lograr que puedan ser sumado otros dos nuevos. Uno será Alan Díaz y el otro todavía no fue definido por el cuerpo técnico ni siquiera para ir a la Bombonera.

El audio de WhatsApp de D'Onofrio