River ya está preparando el plantel para el 2024, donde tendrá el desafío mayúsculo de la Copa Libertadores, en la cual se quedó a mitad de camino de manera tempranera en la actual temporada. Lo que trascendió es que Martín Demichelis quiere contar con un grupo un poco más reducido, que podría ser de hasta 26 futbolistas.

Sumate al canal de Whatsapp de La Página Millonaria y recibí las noticias de River al instante, fotos y videos.

Con Jonatan Maidana que ya se despidió de la gente en el estadio Monumental en la derrota contra Huracán, otro que podría decir adiós es Enzo Pérez. El mediocampista, capitán y referente evalúa su futuro fuera del club al igual que Emanuel Mammana, Nicolás De La Cruz o Bruno Zuculini. Y justamente por este último, puja y fuerte Racing.

El club que vio nacer al cinco que llegó en el 2018, cosechó seis títulos, jugó 122 partidos, metió nueve goles y dio dos asistencias; parece picar en punta para quedárselo. Lo cierto es que a Zucu lo entusiasmaría volver a Racing y eso implica dejar en el camino a River, en condición de libre.

El contrato del hombre de 30 años finaliza el 31 de diciembre próximo y las negociaciones para renovarlo están estancadas. River quiere seguir contándolo, lo consideran una voz importante en el vestuario, buscan que renueve y que, por sobre todo, tenga el rol que ya no podría ocupar Enzo Pérez o Jonatan Maidana porque no estarán más (al menos confirmado del lado del defensor) en 2024.

El año de Zuculini en River

Bruno Zuculini tuvo un protagonismo preponderante en el segundo semestre de 2020 cuando se reanudó el fútbol tras la pandemia por Coronavirus. Desde ese momento hasta comienzos de 2021, se volvió una pieza clave para Marcelo Gallardo y hasta entró en una fase goleadora que sorprendió a todos.

Pese a ese buen antecedente, el resto del 2021, el 2022 y el 2023 no fueron alentadores para el ex Racing, que está cada vez más cerca de volver allí en el próximo mercado de pases. Por delante de él hubo otros nombres en la consideración y sin duda la temporada actual fue la peor: jugó apenas dos partidos porque en febrero fue operado de una rotura de ligamento cruzado anterior en su rodilla.