El plantel de River regresó a los entrenamientos este martes luego de tener tres días de descanso. El Millonario enfrentó el pasado viernes a Huracán en el Monumental y cayó por 2 a 1, pero el entrenados ya tenía decidido darles libre a los jugadores hasta el martes, día en el que se reencontrarían para empezar a diagramar la mejor estrategia para enfrentar a Rosario Central y buscar el pase a cuartos de final de la Copa de la Liga.

La vuelta a las prácticas fue con un semblante distinto. Si bien es cierto que el ánimo de River no depende de Boca, el hecho que el rival de toda la vida haya perdido la final de la Copa Libertadores da cierto alivio. Esta cuestión es propia de todos los clubes, tanto hinchas como jugadores nunca quieren que su eterno rival tenga éxito.

Se produjo un cambio de energía positivo para lo que se viene que será la visita a Rosario Central, un reducto en el que River debe hacerse fuerte ya que en los últimos años no ganó muchas veces allá. Será una linda prueba de fuego para los de Demichelis que vienen de superar -aunque sin jugar bien- a Gimnasia en su último partido fuera del Monumental.

Si River le gana a Rosario Central en el Gigante de Arroyito conseguirá su pase a cuartos de final de la Copa de la Liga. Aunque -dependiendo de algunos resultados- también podría alcanzarle con igualar ante el Canalla, pero en River nunca se sale a la cancha pensando en empatar, la camiseta exige victorias siempre y así se afrontará el encuentro frente a Rosario Central, que está en la lucha para meterse en zona de clasificación a cuartos.

La visita a Rosario podría empezar a marcar el destino de algunos futbolistas de cara al 2024. Sabido es que Jonatan Maidana no continuará en el club el año que viene y hay varios que podrían seguir el camino del gran ídolo. Algunos de los jugadores que parece que no van a seguir en el Millonario son Emanuel Mammana, Matías Suárez y habrá que ver qué sucede con algunos mediocampistas, ya que es la posición en la que hay más sobrepoblación de jugadores.

River y Boca, dos realidades distintas

Fue un año extraño para los dos clubes más populares del país ya que prácticamente no compitieron directamente en ninguna de las competiciones: la Liga Profesional fue de punta a punta para River y Boca ni estuvo en la lucha, en la Copa Argentina la situación es diferente ya que el Millonario quedó eliminado tempranamente y Boca sigue en el certamen.

¿Y la clasificación a la Libertadores 2024?

Probablemente la gran diferencia de este año entre River y Boca pase por la clasificación a la Copa Libertadores del año que viene. El Más Grande ya está clasificado por haber ganado la Liga Profesional mientras que el eterno rival está prácticamente obligado a ganar la Copa Argentina para ingresar ya que por la tabla general tiene varios equipos por delante y quedó bastante atrás a falta de pocas fechas para el cierre de la temporada.

¿Influye en River que Boca haya perdido la final de la Libertadores?

¿Influye en River que Boca haya perdido la final de la Libertadores?

YA VOTARON 0 PERSONAS