River llegó a Venezuela tras una extensa travesía. Luego de once horas de viaje, la delegación millonaria arribó al hotel Lidotel de San Cristóbal, en el Estado de Táchira, donde pasará las horas previas al debut en la Copa Libertadores. Y sobre todo, buscará reponer energías de cara a un partido que puede ser trascendental para el desarrollo del Grupo H.

Acompañado por una caravana de motos y algunos vehículos particulares, el plantel fue recibido en Venezuela por un pequeño grupo de hinchas del Deportivo Táchira que convocaron a una suerte de banderazo que no tuvo demasiado éxito. Dentro del cordón de seguridad del hotel sí se encontraba una gran cantidad de simpatizantes del Más Grande, que estaban esperando por sus ídolos para llevarse una foto o un autógrafo.

Unas horas antes, el plantel de River vivió una particular situación en Cúcuta, del otro lado de la frontera, cuando una multitud se acercó hasta el aeropuerto de la ciudad colombiana para darle una cálida bienvenida al Millonario. El apoyo fue tan grande y masivo que la caravana acompañó al micro hasta el paso fronterizo. Hubo un operativo especial para evitar desbordes y que la fiesta se viviera en paz, como cada vez que River viaja a cualquier parte del mundo.

Cómo sigue la agenda de River en Venezuela

El Millonario descansará y pasará la noche en el hotel Lidotel de San Cristóbal. La idea del cuerpo técnico es aprovechar la estadía en Venezuela para realizar una activación y una práctica previa antes del debut en la Copa Libertadores. El entrenamiento se desarrollará este lunes por la tarde (18 horas de Argentina) en la cancha auxiliar del Polideportivo de Pueblo Nuevo, el escenario donde se disputará el partido.

Luego del encuentro ante Deportivo Táchira (martes 2/4, a las 21.30 horas de Argentina), el plantel del Más Grande pasará la noche en San Cristóbal y regresará al país recién el miércoles al mediodía. El operativo retorno será el mismo: transporte terrestre hasta Cúcuta y vuelo chárter hasta el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.