En River pasaron numerosos jugadores que llegaron con mucha ilusión y hambre de gloria pero luego no destacaron o no rindieron mejor dicho como hubiesen deseado. Uno de ellos, Bruno Urribarri, es, pese a haber debutado en Boca, confeso hincha del Millonario y así lo confirmó subiendo una foto de una espectacular colección de camisetas, en sus redes sociales.

La colección de camisetas de River que tiene Bruno Urribarri

A través de una historia en su cuenta de Instagram, Bruno Urribarri mostró su colección de camisetas de River y escribió: “Revolviendo un poco…” por un lado, finalizando esa oración con dos íconos rojo y blanco; y además debajo a la derecha ironizó: ¿Cuándo eras chico de qué equipo eras?”, dando a entender su claro fanatismo.

En total se ven siete camisetas de River: cuatro titulares de los años 1991, 1994, 1997 y 1999. Además, hay otra alternativa del 97, una de estilo urbano con el escudo y una última que es personalizada y se llega a distinguir la foto del Beto Norberto Alonso en el medio del pecho. Además, Urribarri también atesora dos shorcitos del club en su colección.

¿Cuándo jugó Bruno Urribarri con la camiseta de River?

El defensor lateral izquierdo Bruno Urribarri se puso la camiseta de River en el año 2014 tras su paso por Colón de Santa Fe. En el Millonario no tuvo la estadía que hubiese imaginado: apenas jugó siete partidos en los que no hizo goles. El puesto, que ya estaba bien cubierto por Leonel Vangioni, luego tuvo también a Milton Casco, a quien le costó la adaptación pero fue luego pieza fundamental para la Era Gallardo.

Lo importante a nivel institucional es que el ex River en ese entonces llegó libre, con el pase en su poder, por 18 meses y tras cumplirse ese acuerdo, se marchó sin generar deuda alguna a las arcas del Millonario. Fueron siete encuentros: tres por torneos locales, dos por Copa Argentina, uno por Copa Sudamericana y uno por Copa Libertadores.

¿Qué fue de la vida de Bruno Urribari tras su paso en River?

Bruno Urribarri debutó en el fútbol profesional de la mano de Boca en el 2007 y apenas pudo afirmarse en 10 partidos entre el Clausura y el Apertura de dicha temporada. Luego de eso pasó por Argentinos, al Asteras Trípolis, a Colón y a River en el mencionado 2014.

Tras no encontrar continuidad de la mano de Ramón Díaz primero y de la de Marcelo Gallardo después, en 2015 llega a Atlético Rafaela para luego pasar por Tigre y más tarde desempeñarse en Patronato, donde juega desde el 2017.