A principios de año, Marcelo Gallardo dejó salir a varios jugadores a préstamo para que puedan sumar minutos y experiencia en otros equipos, preferentemente de Primera División. Uno de los que se fue en busca de mayor rodaje fue Tomás Lecanda, defensor central que debutó en el histórico 2-1 ante Independiente Santa Fe con Enzo Pérez de arquero pero que luego no pudo hacerse un lugar ante la gran cantidad de defensores centrales y las llegadas de González Pirez y Mammana en el verano.

Sin posibilidades en el plantel profesional, el oriundo de Martínez firmó con Barracas Central, equipo que ascendió a la máxima categoría el último año (junto con Tigre) después de haberle ganado la final del segundo reducido a Quilmes por penales. Arrancó como titular en la Copa de la Liga, bajo el mando de Rodolfo De Paoli, pero los pésimos resultados desembocaron en la salida del entrenador y la llegada de Alfredo Berti al banco. Ya con Berti, Lecanda perdió muchísimo terreno y no volvió a sumar minutos. 

De la fecha 6 a la 14 (la última) solo jugó 34 minutos como lateral derecho en la categórica derrota por 6-1 ante Estudiantes, en el resto de los partidos fue suplente (en dos ni siquiera fue convocado) y no ingresó, lo mismo que le ocurrió en la primera jornada de esta Liga Profesional. Barracas empató 1-1 con Central Córdoba y Lecanda vio las acciones desde afuera. Por ese motivo, en los próximos días rescindirá su contrato con el conjunto Guapo con solo cinco partidos jugados y regresará a River a la espera de nuevas ofertas.

 

Con contrato hasta diciembre de 2025, el objetivo del defensor es volver a salir a préstamo pero a un club en el que pueda jugar más minutos y como titular. Fue ofrecido a algunos equipos de Primera División pero hasta el momento no tiene ninguna negociación encaminada, por lo que volverá a Nuñez y seguramente comenzará a entrenarse.