Hace algunas horas se oficializó el vínculo de Enrique Bologna con Defensa y Justicia, lo que sorprendió a varios hinchas de River. Con 40 años y próximo a cumplir 41 a mediados de febrero, el Beto aún se siente vigente para defender los tres palos y luego de una estadía no tan agradable en Banfield, buscará recomponerse en el Halcón. No es el único ex River que se sumó a un club de la Liga Profesional.

También lo hizo Santiago "Pomelo" Vera, enganche surgido en Nuñez y que supo debutar bajo el mando de Marcelo Gallardo hace algunos años. Su estreno fue el 17 de septiembre de 2017 cuando ingresó por Auzqui en un triunfo 3-1 sobre San Martín de San Juan, el día que Alan Picazzo también irrumpió en Primera con un golazo. Solo pudo jugar un partido más y a mediados de 2019 rescindió su vínculo para irse a Olimpia de Paraguay.

Sin lugar en el equipo paraguayo y con un fructífero paso por Almirante Brown hace algunas temporadas, Pomelo se convertirá en refuerzo de Tigre, equipo al que River enfrentará en la cuarta fecha del torneo local en condición de visitante. El pasado martes se sumó a los entrenamientos y en breve firmará su vínculo a préstamo por un año, sin cargo y sin opción de compra.

Un detalle que a lo largo del tiempo seguró se pasó por alto: River aún mantiene un 20% del pase de Vera, según figura en el último balance. Como el futbolista aún sigue perteneciendo a Olimpia y en Tigre firmará a prétamo, el Millo es dueño de ese porcentaje en caso de una futura venta (que aún no se dio), pero lo perderá cuando el vínculo entre Pomelo y el equipo paraguayo se termine o se rescinda de mutuo acuerdo.