El Millo ya está entre los cuatro mejores del certamen federal.

Últimas noticias

River Plate COPA ARGENTINA

River, jugando bien o jugando mal

(Mendoza - Enviado especial) El Más Grande, a diferencia de su gran actuación ante Independiente, tuvo un segundo tiempo preocupante, pero aprovechó una de sus chances y se impuso 3-1 sobre Sarmiento, de Resistencia. Así se clasificó a las semifinales de la Copa Argentina, donde se enfrentará al ganador entre Gimnasia y Esgrima La Plata y Central Córdoba, de Santiago del Estero.

El Millo ya está entre los cuatro mejores del certamen federal.

El Millo ya está entre los cuatro mejores del certamen federal. (Foto: Getty)

Por
Germán Balcarce

River, siempre River. Jugando bien o jugando mal, alcanza sus metas. Esta vez quedó en deuda futbolística. No siempre se puede ganar y gustar, pero el rendimiento fue demasiado bajo en relación con el martes pasado. Sin embargo, nuevamente alcanzó un objetivo: logró meterse entre los cuatro mejores de la Copa Argentina por tercer año consecutivo y es un firme candidato al título. Venció 3-1 a un Sarmiento (Resistencia) que amenazó con igualar el partido en la segunda parte, cuando resultó alarmante el nivel del conjunto que dirige Marcelo Gallardo. Pero la reacción apareció a tiempo para obtener la victoria.

Generalmente el River del Muñeco tiene como principal virtud el funcionamiento colectivo, muy por encima de la influencia de cualquier individualidad. Hoy fue la excepción porque Juan Fernando Quintero, una suerte de falso enganche ubicado como volante por derecha pero delante de los demás mediocampistas para confundir a los rivales, cumplió un papel determinante. Autor de dos goles y el pase previo a la asistencia del segundo, aportó desequilibrio en cada intervención, pese a que disminuyó su tarea en el complemento.

El colombiano jugó e hizo jugar. Abrió la cuenta luego de una presión de Rafael Borré para que el defensor paraguayo Ronald Huth, de pasado en Liverpool (Inglaterra), se equivocara y dejara a Juanfer cara a cara con un defensor al que dejó en ridículo al igual que el arquero. Luego le dio un pase muy bueno a Ignacio Scocco para que asistiera a Borré. Quintero redondeó su gran desempeño con el tanto del 3-1 definitivo, tras la acción conjunta de dos ingresados: un saque largo de Franco Armani (sufrió una distensión muscular en el recto anterior derecho) permitió que Nicolás De La Cruz se escapara y enviara un centro para que Rodrigo Mora, en offside, abasteciera al enganche cafetero.

La apuesta inicial de River fue lastimar a Sarmiento sin tanta elaboración, con pases para que los delanteros picaran a la espalda de la última línea chaqueña. Quintero se lució en esa función, acompañado en menor medida por Ignacio Fernández. El Millonario iba camino a la goleada, pero un penal mal sancionado por presunta falta de Milton Casco a Rodrigo Castro le sirvió a Luis Silba, el peligroso número 9 rival, para señalar el descuento. A diferencia de lo habitual, el golpe le pegó fuerte al equipo de Gallardo.

Flojo defensivamente al punto de ser lento en el retroceso, impreciso en la salida y con un rendimiento alarmante a nivel colectivo e individual, River comenzó a sufrir. Cada centro puso en jaque el triunfo parcial. Leonardo Ponzio fallaba en la entrega, por eso fue reemplazado. Los cambios modificaron el rumbo porque De La Cruz y Mora simplificaron todo en un contragolpe. Y así El Más Grande se clasificó a las semifinales de la Copa Argentina, donde su próximo rival saldrá del vencedor entre Gimnasia y Esgrima La Plata y Central Córdoba (Santiago del Estero). Ahora, a pensar en la Libertadores.

Temas

Comentarios


Lee También

Teniendo en cuenta que Ponzio, Pity y Palacios serían titulares: ¿Quién debería completar el mediocampo?

Pérez
Fernández
Quintero
Zuculini

¡No te pierdas las novedades de último momento!

Suscribite a nuestras noticias