River tiene el privilegio de haber contado con arqueros gigantes a lo largo de su historia. Uno de sus máximos ídolos es Amadeo Carrizo, prócer riverplatense que defendió el arco más grande del mundo desde 1945 hasta 1968, siendo además un ícono absoluto en cuanto a la implementación de nuevas técnicas para un puesto que hasta el momento era bastante ortodoxo.

Pero más acá en el tiempo supieron lucir el Manto Sagrado enormes glorias del fútbol argentino como Ubaldo Fillol y Nery Pumpido, ambos arqueros campeones del mundo con la Selección Argentina, el Pato lo hizo en 1978 y Nery en 1986. Además Pumpido fue el arquero de aquel memorable equipo de 1986 que conquistó por primera vez la Copa Libertadores y también la Intercontinental.

La Página Millonaria hizo un repaso por la historia moderna y eligió a los diez mejores arqueros de los últimos 25 años. Algunos de ellos defendieron el arco más grande del mundo por muchos años, otros lo hicieron por menos tiempo pero todos de alguna manera dejaron su sello o formaron parte de planteles gloriosos.

10  | Enrique Bologna

Enrique Bologna se metió en el top 10 de los arqueros más destacados de los últimos 25 años de River principalmente por haber siempre respondido de gran manera cuando le tocó atajar. Es cierto que estuvo en el club entre 2016 –llegó para pelearle el puesto a Batalla- y 2021 y apenas atajó 18 partidos, pero siempre estuvo a la altura.

Beto aportó mucho en cuanto a lo humano y siempre se entrenó como si fuese a ser titular. Le tocó ser suplente de Batalla, luego de Germán Lux y también reemplazar a este último a fines de 2017 cuando en rendimiento de Poroto había bajado considerablemente, más tarde llegó Armani y tuvo que pelear de atrás pero cuando el Pulpo estuvo ausente fue él quien defendió el arco más grande del mundo de buena manera. En total conquistó 10 títulos.

9 | Daniel Vega

Mario Daniel Vega llegó a River en 2007 luego de grandes actuaciones en el arco de Nueva Chicago. Por ese entonces en Núñez también estaba Marcelo Ojeda y el Indio tuvo que luchar por un lugar. En 2010 regresó a Núñez Juan Pablo Carrizo y la tuvo más difícil todavía.

Tras la salida de Carrizo a mediados de 2011 el Indio peleó con Chichizola por un lugar y ya a comienzos de 2012 se afianzó como titular. Con la llegada de Marcelo Barovero a mediados de 2012 perdió el puesto y en 2013 abandonó River. Entre 2013 y 2015 jugó en el fútbol de Chipre y entre 2015 y 2021 en la MLS hasta que dejó la actividad profesional.

8 | Leandro Chichizola

Chichi se formó en River y tuvo la mala fortuna de haber llegar a Primera en un contexto algo adverso y luego ya con la llegada de Marcelo Barovero no tuvo el lugar que hubiese deseado. Debutó a comienzos de 2011 pero luego perdió el puesto ante Carrizo y para mediados de dicho año y con Almeyda como entrenador lo recuperó.

En 2012 atajaron primero Vega y luego Barovero y ya después quedó como suplente de Trapito. Quedará en la historia su participación en la recta final del Torneo Final 2014 cuando le atajó un penal a Estudiantes y otro a Racing para que el equipo empate y gane respectivamente y sume puntos determinantes para dar la vuelta olímpica. A mediados de 2014 y con el objetivo de ser titular partió al fútbol europeo donde atajó en Italia y España. Actualmente se encuentra en el Parma.

7 | Juan Pablo Carrizo

Probablemente Carrizo haya sido uno de los proyectos más interesantes que surgieron de las Inferiores de River en los últimos años. Pero él mismo con actitudes irresponsables se encargó de quedar en el olvido del hincha. Carrizo fue quien despreció nada más y nada menos a Fillol en pleno Monumental luego de haber cometido un error.

Pero siendo justos Carrizo supo generar en el hincha mucha expectativa, debutó en Primera en 2006 y permaneció en Núñez hasta 2008, luego pasó a Lazio. Tras un breve paso por Zaragoza regresó a préstamo al Millonario en 2010 y estuvo un año en el club. Más allá de actitudes que poco tienen que ver con la filosofía River, JP tuvo rendimientos espectaculares, más que nada en su primera etapa en el club.

6 | Franco Costanzo

Franco Costanzo fue otro de los grandes arqueros que se formaron en River en las últimas décadas. Subió al plantel profesional en el 2000 para ser suplente del Tito Bonano. Luego le tocó competir con Ángel David Comizzo, formó parte de los planteles en la obtención de los Clausura de 2002, 2003 y 2004.

Tuvo que pelear el puesto con Germán Lux y finalmente en 2005 dejó Núñez para vestir la camiseta del Deportivo Alavés. Entre 2006 y 2011 fue arquero del Basel de Suiza, la temporada siguiente pasó al Olympiacos de Grecia. Entre 2012 y 2013 estuvo retirado pero retomó la actividad en 2013 para representar a la Universidad Católica. En 2017 se retiró definitivamente.

5 | Ángel David Comizzo

El santafesino quedó marcado a fuego por su gran amor a la camiseta, pero no por eso integra este ranking. Comizzo fue un enorme arquero que había tenido una muy buena primera etapa en River entre 1988 y 1993. Luego pasó por el fútbol mexicano, el colombiano y también por Banfield.

En el 2000 regresó a Núñez y si bien competía con Franco Costanzo entre el 2000 y el 2002 atajó 50 partidos y fue importante para la conquista del Clausura de 2002. Luego de ese torneo emigró a Atlético Rafaela donde permaneció hasta 2004 y ahí fue que se retiró del fútbol a los 42 años.

4 | Roberto Bonano

Tito Bonano es el arquero que disfrutó toda una generación. Junto a Germán Burgos defendieron el arco más grande del mundo en una etapa gloriosa del club. Tito había atajado de gran manera en Rosario Central y en 1996 arribó al Millonario y permaneció en Núñez hasta que en 2001 se fue al Barcelona.

Con un estilo bastante más sobrio que el de Burgos pero con mucho oficio y siendo un excelente atajador, Tito se adueñó del arco cuando el Mono se fue y de hecho fue el primer arquero de River en convertir un gol oficial, fue de penal ante Chilavert en el 2000. Bonano ganó en River siete títulos.

3 | Germán Adrián Ramón Burgos

El Mono Burgos fue el ídolo de una camada de pibes que alucinaban con salir al Monumental con su emblemática camiseta violeta con el bulldog en el pecho. Burgos fue excentricidad, alegría, compañerismo y por sobre todas las cosas uno de los mejores arqueros de la historia de River.

Siempre dejó la vida por la camiseta y defendió el arco de River con una pasión inigualable. A Burgos no le importaba que le rompan la cara de un pelotazo o tener que ir a disputar una pelota como un defensor más. Inteligente, rápido y con un temperamento inigualable, el Mono dejó su huella y se ganó un lugar en la historia grande del club. En total ganó 6 títulos con el Manto Sagrado, entre ellos la Libertadores del 96, en la que fue fundamental. Su ciclo en Núñez fue desde 1994 hasta 1999.

2 | Marcelo Barovero

Probablemente Trapito sea lo opuesto al Mono Burgos en cuanto a personalidad. Barovero tenía un estilo mucho más ortodoxo, con total humildad se ganó al hincha de River con su serenidad, su parsimonia y sobre todo con sus atajadas imposibles. Es que Barovero es eso: llegar a la que nadie llega.

Trapito llegó a Núñez en 2012 y se adueñó del arco más grande del mundo hasta 2016 cuando decidió emigrar al fútbol mexicano en búsqueda de más tranquilidad. Probablemente nadie olvide su atajada fundamental ante Boca en la semifinal de la Copa Sudamericana 2014 pero Barovero es mucho más que esa atajada, Trapito es aquel que durante 4 años blindó el arco de River. Y como se merece en su último partido –ante Gimnasia en el Monumental- los hinchas le prometieron que nunca lo iban a olvidar.

1 | Franco Armani

Franco Armani parece haber nacido para atajar en River y probablemente eso soñó él mismo durante muchos años en su Casilda natal. El Pulpo se ganó con mucho sacrificio su oportunidad en River, luego de pelear años en el ascenso de Argentina y de llegar a Atlético Nacional de Medellín como una promesa, finalmente se estableció en el arco del Verde Paisa y desde allí en adelante su rendimiento pasó a ser superlativo.

Tras un ciclo exitoso en el fútbol colombiano recién a comienzos de 2018 arribó a River para consolidarse como titular indiscutido. Desde entonces hasta los días que corren Franco Armani se convirtió en uno de los mejores arqueros de la historia del club y sin dudas el mejor de los últimos 25 años. El Pulpo fue clave para la obtención de la Libertadores de 2018 y también en la conquista de los seis títulos restantes que ganó con el Manto Sagrado. Una similitud entre Armani y Barovero es que ambos son arqueros que logran sacar pelotas imposibles.

Bonus | Enzo Pérez

La historia moderna también tenía guardado un lugar entre los arqueros más importantes del club para Enzo Pérez, ese mendocino que comenzó jugando como volante por derecha y que desde hace años es el mejor volante central del fútbol argentino. Increíblemente allá por mayo de 2021 River no tenía arqueros disponibles para enfrentar a Santa Fe por la Copa Libertadores y quien se calzó los guantes en una muestra inmensa de amor por el club fue Enzo Pérez.

Es que días atrás el plantel había sufrido un duro brote de Covid que afectó a los cuatro arqueros del plantel profesional que estaban anotados en la lista de buena fe de la Libertadores y ante la imposibilidad de jugar fue Enzo Pérez el que fue al arco. Enzo y 10 compañeros más que fueron gladiadores lograron la hazaña y le ganaron a Santa Fe 2 a 1.