River avanza en su mercado de pases y lo hace con el sello característico de los últimos años: con un perfil bajo y sin grandes estridencias. El Millonario suele moverse en las sombras hábilmente para contratar jugadores y este año puede volver a sorprender con algún refuerzo porque está tras un delantero. El repaso de las contrataciones inesperadas en la era de Marcelo Gallardo

 

Si bien el Millonario está muy activo en el mercado y ya cerró las incorporaciones de Emanuel Mammana, Juanfer Quintero, Leandro González Pirez y Tomás Pochettino, las novedades pueden continuar. No sólo está tras Fabricio Bustos, sino que también quiere reforzar el ataque ante inminentes salidas en ese puesto. 

Agustín Fontana y Federico Girotti tiene ofertas para salir a préstamo y sumar los minutos que les faltan en el Más Grande. Ante esta situación, el plantel quedaría con apenas Julián Álvarez, Matías Suárez y Braian Romero en esa posición. Aunque también Flabián Londoño se sumará a la pretemporada, parecen pocas opciones para afrontar las cinco competencias que tendrá el equipo en 2022. 

¿Se viene un tapado?

El único delantero que trascendió hasta el momento fue Nahuel Bustos, el ex Talleres de Córdoba que se encuentra en el Girona de España. El pase del jugador de 25 años es del City Football Group, empresa que tiene varios clubes en el mundo como el Manchester City. A pesar que hubo contactos para averiguar las condiciones de un posible préstamo, las negociaciones vienen muy frías. Por eso, el Millonario se mueve sigilosamente para buscar un nombre en el ataque y no debe sorprender si aparece de la noche a la mañana como en anteriores oportunidades. 

El otro puesto que interesa refozar está en el arco. Con las despedidas de Enrique Bologna y Germán Lux, el Muñeco no descarta sumar otro arquero para competir con Franco Armani, Ezequiel Centurión y Franco Petroli. El nombre no se reveló, pero el futbolista podría venir del exterior porque el club posó sus ojos en el mercado sudamericano. 

 

Las bombas de mercado de River en la era Gallardo

 

Andrés D'alessandro

"En 48 horas habrá novedades", expresó el Muñeco en una conferencia y al día siguiente tenía confirmado el regreso de D'alessandro para jugar durante todo 2016 con el Manto Sagrado. Tras una breve reunión con Enzo Francescoli, el Cabezón arregló su vuelta a préstamo y luego retornó a Brasil. 

 

Rafael Santos Borré

El 3 de agosto de 2017, el Millonario sorprendía con la incorporación de Rafael Borré, un desconocido colombiano de 21 años que pertenecía al Atlético de Madrid. En una operación relámpago, el club de Núñez adquirió el 50% de su ficha en una cifra cercana a los 3 millones y medio de dólares. 

Robert Rojas

Luego de ganar la Copa Libertadores 2018, el mundo River se sorprendió con la incorporación de un futbolista paraguayo de Guaraní. Gallardo lo había observado cuando lo enfrentó en 2017 y la negociación se cerró en cuestión de días.  

Matías Suárez

En ese mismo mercado, el Millonario trajo un jugador que había vuelto al país para jugar en Belgreno, pero que nadie tenía en cuenta como posible refuerzo y cuando se conoció el interés fue la bomba del verano. El gusto futbolístico del Muñeco por el Oreja fue fundamental y en enero de 2019 se hizo la transferencia, aunque esta vez hubo una tensa negociación con el club cordobés. 

 

Braian Romero

Tras la salida de Rafael Borré, la dirigencia se movió velozmente para buscar un reemplazante y consiguió un delantero de gran nivel en Defensa y Justicia. Braian Romero selló su vínculo en pocas horas y llegó a River en condición de libre hasta diciembre de 2024. Había sonado a principios de 2021, pero su contratación fue la sorpresa del mercado.