Javier Pinola volvió a ponerse la camiseta de River y estuvo entre los rendimientos más altos en la victoria del Millonario 1-0 sobre Banfield. El defensor fue el capitán del equipo y regresó a las canchas tras largos dos meses. Tras el encuentro, se emocionó sobre su vuelta y casi llega hasta las lágrimas cuando reconoció que se le cruzó por la cabeza el retiro. 

El zaguero de 38 años tiene contrato con el club hasta fin de año, pero en 2021 le costó tener continuidad a causa de dos lesiones en el brazo derecho. Apenas disputó nueve partidos y estuvo los últimos dos meses sin jugar tras el encuentro con Godoy Cruz del 7 de agosto. Finalmente pudo regresar contra Banfield y completó buenos 90 minutos. 

"Se me hizo bastante duro. Si bien uno tiene una cabeza que intenta sobreponerse a esos pequeños malos momentos, obviamente al final de la carrera son muchos pensamientos y vienen pensamientos malos, pensamientos buenos. Lo importante es apoyarse en la familia, en los compañeros y seguir disfrutando", expresó en declaraciones a ESPN acerca de la difícil recuperación que pasó. 

Esas ideas que se le cruzaron por la cabeza fueron las del retiro, pero Pinola sostuvo con emoción que nunca llegó a considerarlo: "Esos pensamientos se te vienen y uno trata de sacárselos rápido de la cabeza porque la verdad que no quiero terminar la carrera con una lesión".

El marcador central, que estuvo entre las más ovacionados en el último superclásico, indicó que le quiere "dar un cierre lindo" a su carrera y piensa seguir aportando lo suyo. "Acá estamos: disfrutando cada día, diviertiéndome cada día con mis compañeros. Después pensar en el día a día, en lo que está por venir y no más allá. Pienso como jugador y eso es lo que me hace fuerte", sintetizó.