Salió campeón con la camiseta de River y la del Real Zaragoza a nivel clubes. Tuvo la oportunidad de conornarse campeón del Mundo con la Selección Argentina Sub 20. Sin embargo, tenía que saldar una vieja deuda con el club que lo vio nacer. Por eso, una vez que decidió colgar los botines y despedirse del club de Núñez, volvió a Williams Kemmis en su doble función como vicepresidente y jugador con el objetivo de retirarse definitivamente del fútbol con un nuevo título bajo el brazo.

El deseo de Leo Ponzio se hizo realidad. Su club venció a Sport Club de Cañada de Gómez por 1 a 0 en las dos finales disputadas y se coronó campeón de la Liga Cañadense de Fútbol. El encuentro culminó con una invasión del campo de juego por parte del público local y un festejo imponente. No es para menos: de la mano de Ponzio, Williams Kemmis volvió a conseguir el título luego de 33 años.

Claro que el ex capitán millonario lo tuvo que vivir desde el otro lado del alambrado, como hincha y también como dirigente. Es que viene recuperándose de una rotura de ligamentos en su rodilla junto a los kinesiólogos de River y todavía no tiene el alta médica para volver a jugar. Leo apunta todos los cañones para llegar en condiciones a su partido despedida en el Monumental, que será el próximo 21 de septiembre y con la presencia de los jugadores campeones de la Copa Libertadores 2015 y 2018.