River volvió a ser River. En otro partido que se había presentado complejo y que de hecho estaba costando mucho abrir, el Millonario saló hecho una aplanadora al segundo tiempo contra Colo Colo y casi que lo borró de la cancha: goleada 4-0 y clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores, con el plus de haberse asegurado el primer puesto. Los dirigidos por Marcelo Gallardo ya eran superiores tras los primeros 45 minutos pero en el complemento se destaparon definitivamente y a partir de la intensidad y voracidad de los volantes, terminó dándole una paliza al rival chileno. ¿La figura de la cancha? Nicolás De la Cruz.

El uruguayo se había mostrado muy activo en la primera parte pero le costó finalizar las jugadas, al igual que al resto del equipo, pero el primer gol hizo que su rendimiento despegara. El 11 recibió de Enzo Fernández y con solo un toque quedó perfilado para mandar el centro que terminó con el gol de carambola de Palavecino. Para el complemento, el uruguayo definitivamente se hizo cargo del equipo. Dijo "acá estoy yo" y todas las pelotas empezaron a pasar por sus pies, además de nunca resignar el inmenso sacrificio para perseguir a los rivales, para cortar y para robar. 

Le aportó claridad y lucidez a cada ataque del Millonario y junto con Enzo Fernández fueron fundamentales pisando el área para sumarse a Julián Álvarez y Barco en la busqueda de finalizar las jugadas. Justamente así llegó el segundo gol: jugadón de Álvarez, centro pasado para Enzo Fernández, el 13 la devolvió y la pelota le quedó al uruguayo, que no se achicó al ver la pierna arriba del defensor de Colo Colo y metió la cabeza para marcar el 2-0 del Más Grande. Merecido premio para un futbolista que a veces hace trabajos más vistosos que otros, pero que siempre beneficia al equipo con sus intervenciones. Una pieza infaltable para el esquema de Gallardo.

Ovación Monumental

Con el partido completamente liquidado, Gallardo sacó de la cancha a De la Cruz a los 86 minutos y mandó a Braian Romero. Mientras Nico emprendía la lenta caminata hacia donde estaba el cuarto árbitro, desde las tribunas del Monumental empezó a bajar una espectacular ovación: muchos aplausos seguidos del conocido "Uruguayo, Uruguayo". El hincha sabe del esfuerzo que hace y de lo importante que es para el equipo, por eso se lo retribuye de esta manera. 

Las declaraciones de De la Cruz post partido

"Fue un primer tiempo muy parejo donde pudimos hacer la diferencia con una jugada de carambola, pero más allá de eso estuvimos un poco confusos, erramos los caminos. En el ST intentamos corregir eso y creo que se vieron buenas cosas".

"Nuestros objetivos del principio de semestre eran llegar a los octavos de final, llegar a la final del torneo local, seguir en competición en la Copa Argentina. Tuvimos un traspié en el torneo local, pero sabíamos que con nuestra gente nos debíamos una noche así de Copa, donde nos sintiéramos cómodos en nuestra cancha. Terminar en el primer lugar es importante para lo que se viene en octavos, como grupo nos debíamos una alegría también"