El pasado lunes en Paraguay se realizó el sorteo de la Copa Libertadores. A River le tocó encabezar el Grupo D y compartirlo con tres duros rivales: Fluminense, The Strongest y Sporting Cristal. El equipo de Martín Demichelis tendrá que viajar a la altura de La Paz, visitar el emblemático Maracaná y medirse ante Sporting Cristal en Lima, el objetivo será ganar los tres partidos de local y realizar la mejor performance de visitante posible para terminar como primero de su grupo y avanzar a octavos de final.

 

El camino del Más Grande en la Libertadores 2023 comenzará el próximo martes 4 de abril cuando visite a The Strongest en La Paz, luego recibirá a Sporting Cristal en el Monumental y en la tercera jornada se medirá en el Maracaná contra el siempre difícil Fluminense, que para este año tiene entre sus filas a Marcelo y a Felipe Melo. En la cuarta jornada visitará a Sporting Cristal en Perú y cerrará la fase de grupos con dos partidos de local: primero ante Fluminense y la última fecha será contra The Strongest.

La Conmebol les exigió a los clubes competidores que entreguen la lista de buena fe de la Copa Libertadores el sábado 1 de abril. La misma tiene como límite poner a 50 jugadores, una cifra que aumentó desde la pandemia y que no se volvió a modificar, cabe destacar que antes eran 30 los jugadores que podían aparecer en la nómina. Martín Demichelis presentó la del Más Grande.

Las particularidades de la lista de River

El DT decidió poner en la lista de buena fe a algunos juveniles. Entre ellos se encuentran dos futbolistas que se encuentran participando del campeonato Sudamericano Sub 17 junto a la Selección Argentina: el defensor Ulises Giménez y el mediapunta Claudio Echeverri. En la nómina también aparecen Santiago Beltrán (arquero), Daniel Zabala (defensor), Sebastián Sánchez (volante central), Esteban Fernández (mediocampista), Matías Gallardo (mediocampista) y Joaquín Flores (delantero).

La lista de buena fe de River