Pasan las fechas y River no logra volverse un equipo confiable de cara al inicio de la Copa Libertadores. Son muchas las aristas de análisis al momento de hablar de la versión 2024 del Millonario y sin dudas una de ellas es su entrenador, Martín Demichelis. Algo que refleja a la perfección la irregularidad del equipo son los constantes cambios en la formación.

De una fecha a otra, Micho casi siempre metió mano en el once inicial, con la intención muchas veces de jugar y plantear un partido según el rival de turno, pero que al final del día termina atentando contra el rendimiento de sus propios futbolistas. En lo que va del año, River repitió equipo solo una vez de una fecha a otra.

Fue ante Deportivo Riestra en la fecha 4. Ese día, River salió a jugar con los mismos once que venían de golear a Vélez por 5 a 0 en el Monumental: ArmaniHerrera, González PirezPaulo DíazEnzo DíazAliendro, FonsecaNacho Fernández, Barco; ColidioBorja.

Desde entonces, el DT siempre hizo modificaciones y muchas llamativas: Villagra titular en el superclásico, Kranevitter titular en la final ante Estudiantes, Daniel Zabala de arranque ante Huracán, Solari y Colidio alternando, Echeverri en ocasiones sí y en ocasiones no, Boselli que va y viene, por citar algunos casos.

Es cierto que muchas veces existieron atenuantes que obligaron a Demichelis a hacer esos cambios (lesiones, convocatorias o suspensiones), pero a la vez hay una clara búsqueda del cuerpo técnico de darle su sello al equipo fecha tras fecha (y muchas veces egún el oponente) y eso lleva quizás a retocar más de lo necesario.