Lucas Beltrán atravesó el famoso período de adaptación que afecta a casi todos los argentinos que tienen su primera experiencia en Europa y ya se transformó en una de las figuras de la Fiorentina en la Serie A. Lleva seis goles en los últimos tres meses y de a poco se va transformando en el goleador del conjunto dirigido por Vincenzo Italiano.

Lo que nadie sabía es que el Vikingo tuvo la posibilidad de ir al Real Madrid en el mismo mercado de pases en el que fue transferido a la Fiorentina. De hecho, el propio protagonista lo reveló en una entrevista con el medio Eurosports.

La Roma, la Fiorentina y el Real Madrid se pusieron en contacto conmigo. Elegí Florencia porque lo sentí. Un día me desperté y le dije a mi hermano ‘quiero ir a la Fiorentina‘”, confesó el ex delantero de River acerca de uno de los motivos que lo llevaron a tomar la decisión.

Fue el club que más interés mostró por mí. Él realmente me quería. Y luego me gustó la ciudad, el polideportivo, el Parque Viola, cómo vive la gente. Es hermoso, así que estoy muy feliz aquí. Creo que tomé una buena decisión“, agregó al respecto, dejando en claro que desde un primer momento quiso ir a Italia.

¿Por qué decidió represenetar a Argentina y no a Italia?

  • “Fue una posibilidad. Las dos convocatorias llegaron al mismo tiempo, la de Scaloni y la de Mancini. Tenía que tomar una decisión. Elegí la selección argentina por mi familia, soy de allí. Fue un sentimiento muy íntimo y personal, pero la posibilidad de jugar con la camiseta azzurra estaba ahí. Me llamaron desde Italia, pero luego elegí con el corazón
  • “Apunto a las dos cosas. Sería un sueño. Cuando se trata de la selección argentina siempre quieres estar presente, así que veremos qué deciden los entrenadores“.

Más frases de Lucas Beltrán

-“Cuando los argentinos hablamos de Fiorentina o Florencia, inmediatamente me viene a la mente Battistuta. Y muchos otros argentinos que jugaron aquí. Para mí es un gran orgullo estar aquí, usar el número de la camiseta de Batistuta. Espero usarlo tanto como sea posible”.

-“Después de adaptarme en los primeros meses ahora conozco mejor el fútbol italiano y a mis rivales. Mi padre futbolista es Marcello Gallardo: a él le debo la manera de jugar, de estar en la cancha, de darlo todo por el equipo. Es una institución en River. Luego tuve muchos otros grandes entrenadores, como Martín Demichelis que me ayudó mucho a crecer. También Julio Falcioni”