El fútbol infantil es la piedra fundacional a la hora de pensar en los procesos formativos. Es el momento en el que aparece el talento en estado puro, donde la desfachatez de los chicos se observa al cien por ciento y dónde los pequeños empiezan a construir su sueño. Claro que es una etapa en la que todavía tienen que desarrollar su físico, incorporar conceptos y recorrer un camino con varios obstáculos hasta llegar a convertirse en futbolistas de Primera División.

Lo que hizo River a lo largo de la última década fue poner el foco ahí, donde se origina todo. Con un fuerte trabajo de captación a temprana edad y de formación en el sentido más integral de la palabra, desde lo técnico, táctica y físico, pero también haciendo hincapié en lo educativa, lo psicológico y lo nutricional. Y los resultados vienen entregando buenas señales.

Este fin de semana, el Millonario visitó a San Lorenzo en la Ciudad Deportiva por la 25° y última jornada del Torneo de AFA. Con las categorías 2011 y 2012 ya consagradas, faltaba la definición de la 2010, en la que Racing llegaba a la última fecha como puntero, a una unidad por encima de River. En el Bajo Flores venció el Más Grande 3-1 en un partidazo y unos minutos más tarde se conoció la igual sin goles de La Academia frente a Platense en Tita Mattiussi. Hubo vuelta olímpica y festejo para los chicos de River.

Si bien el objetivo del fútbol infantil no pasa por ganar campeonatos y el trabajo va mucho más allá de las matemáticas, hay algunos números que sirven para medir el enorme año de River en fútbol infantil. River no solo se hizo dueño de de tres de los cuatros campeonatos de AFA y de cuatro de siete certámenes en Liga Metropolitana, sino que además dominó las tablas generales a lo largo de todo el año.

Los números de las infantiles de River en el 2023

Como las formas importan y mucho en River, vale remarcar que las infantiles del Más Grande se quedaron con el liderazgo de la Tabla Anual de AFA con 261 puntos, producto de 79 victorias, 15 empates y apenas 6 derrotas. Pero lo más importante de todo es la diferencia que marcó en las áreas: anotó 289 goles y recibió solamente 31 en 100 partidos.

Algo similar ocurrió en Liga Metropolitana: sobre un total de 190 partidos, el Más Grande consiguió 137 triunfos, 33 empates y 30 derrotas. Anotó 401 goles y recibió 116. Cosechó 444 puntos y le sacó 40 unidades al segundo de la tabla general, que es Vélez con 404. Más atrás aparecen San Lorenzo (341), Argentinos Juniors (335), Independiente (332) y Boca (310).

Hace unas semanas atrás, las distintas categorías dieron la vuelta olímpica en el campo de juego del Monumental. Algunas lo hicieron en la previa del clásico ante Independiente y otras antes del partido contra Huracán. Un premio invalorable para los más pequeños, pero también para los profesionales de un área neurálgica que sigue formando futuros talentos sin perder jamás el estilo River.