La pasividad defensiva de River ante Banfield terminó trayendo consecuencias. Pese al partido imperial de Paulo Díaz, el visitante aprovechó los espacios y las facilidades de la línea de fondo y se puso en ventaja a los 41 minutos por intermedio de Braian Galván. Parecía que el Millonario se iba a quedar con las manos vacías hasta que apareció Pablo Solari en el epílogo del encuentro.

El Taladro solo había hecho dos goles en cinco fechas y llegaba al Estadio Monumental como el equipo más flojo. Y fue todo lo contrario: durante varios tramos del partido lo puso incómodo a River y sacó provecho de los errores en el fondo. Galván, autor del gol, se sinceró en ese sentido.

Me pidieron que trate de encarar y que busque las espaldas de los defensores y los laterales. A la hora de atacar tienen muy buen pie pero cuando tienen que defender son muy distraídos“, manifestó el extremo sobre las indicaciones que le había dado Julio César Falcioni antes de su ingreso.

Es cierto que recién fue el segundo gol concedido por el Más Grande en el campeonato (el anterior ante Argentinos Juniors) y en ese sentido los números no preocupan, pero sigue habiendo desacoples en el fondo que Demichelis no logra ajustar y que deben desaparecer pensando en el superclásico.

¿Qué dijo Paulo Díaz sobre el empate ante Banfield?

“Fue un partido complicado, se cerraron bien atrás y nos costó entrar. Tratamos de mover la pelota en el segundo tiempo pero no le pudimos entrar con facilidad. Nosotros tratamos de abrir el cerrojo que impusieron ellos,
fue una desconcentración. Salimos a romper y quedó el espacio…”, analizó el chileno sobre el error que derivó en el gol de Banfield.