El plantel millonario entrenó por la mañana en el River Camp con el foco puesto en Huracán, el próximo rival en la Liga Profesional. Los dirigidos por Martín Demichelis dejaron atrás la caída frente a The Strongest en la altura de La Paz pero todavía persisten algunos signos de cansancio. Por eso, por segundo día consecutivo los que fueron titulares en la Copa Libertadores hicieron trabajos livianos y regenerativos.

Los que no viajaron y tampoco arrancaron desde el inicio en Bolivia realizaron algunos trabajos con pelota. Y entre las principales novedades de la jornada está la presencia de Matías Kranevitter, que participó de una serie de ejercicios con el balón y respondió de muy buena manera. Si bien todavía no recibió el alta médica y sigue apareciendo en la lista de jugadores que entrenan de manera diferenciada, el tucumano dio buenas señales de su recuperación y está cada día más cerca del regreso. El cuerpo médico prefiere evitar hablar de plazos, pero en las próximas dos semanas podría volver a estar entre los convocados.

La última vez de Kranevitter

La recuperación de Matías Kranevitter lleva poco más de tres meses. El mediocampista central se lesionó el 22 de diciembre del año pasado, en el debut de Martín Demichelis como técnico de River. En aquel amistoso internacional frente a Unión La Calera en San Luis, el Colo debió salir de la cancha cuando apenas iban 8 minutos de juego. Horas después conoció que había sufrido una fractura de peroné. Luego de atravesar una extensa rehabilitación, su vuelta a las canchas es inminente.