Exequiel Palacios es una de las figuras del Bayer Leverkusen, pero su gran momento en la Bundesliga no se condice con algunos inconvenientes que viene atravesando a nivel personal. Hace unos meses atrás se separó de Yésica Frías, con quien mantuvo una relación durante cuatro años. Estaban casados y convivieron un tiempo juntos, hasta que llegó la pelea que rompió el vínculo y desató un pedido de divorcio que todavía está en curso.

La discusión entre Exequiel Palacios y Yésica Frías escaló mediáticamente. La ex pareja del tucumán acudió a los medios para señalar que el futbolista del Leverkusen no está cumpliendo con un acuerdo económico para terminar de pagar la casa que compraron cuando vivían juntos. Pero hay una cuestión que hizo mucho ruido en las últimas horas: anunció que está dispuesta a vender las camisetas y las medallas que recibió el ex volante millonario, ya que no puede pagar las últimas cuotas para comprar la vivienda que alguna vez compartieron.

¿Yésica Frías vendió la camiseta y la medalla de la final de la Copa del Mundo?

La ex pareja de Exequiel Palacios apareció públicamente en el programa Socios del Espectáculo (Canal Trece) para explicar la difícil situación financiera. Allí aseguró que iba a tomar una decisión drástica y adelantó que estaba dispuesta a vender los objetos personales más preciados del tucumano, entre ellos la camiseta que utilizó en la final de la Copa del Mundo 2022 frente a Francia y la medalla que recibió por consagrarse campeón del mundo.

Unas horas más tarde, Yesi Frías publicó en sus redes sociales una subasta de las reliquias que obtuvo Exequiel Palacios en el Mundial de Qatar y no tardaron en aparecer los interesados. A tal punto que en su cuenta de Instagram ya aparecieron los ganadores de la camiseta y de la medalla de la Copa del Mundo. ¿Hasta dónde escalará esta novela? Difícil de anticiparlo. “Hay cosas que no quiero vender porque valen un montón para mí, corresponde a un sacrificio que hicimos juntos, pero si toca, toca, yo tengo que tener mi techo”, anticipó Frías.