La cantera de River es una fábrica inagotable de producir enganches y mediocampistas ofensivos. Algunos, con más suerte que otros, pueden consolidarse y triunfar en la Primera del Más Grande. Otros tal vez no encuentran su lugar inmediatamente y deben buscar nuevos destinos. Es el caso de Emmanuel Martínez, uno de esos valores que se formaron en las divisiones juveniles del Millonario pero encuentraron su reconocimiento sin la banda roja en el pecho y lejos del país.

Nacido en Tandil el 4 de junio de 1994, el enganche se destacó en las divisiones juveniles y tuvo una actuación destacada en un superclásico de Reserva disputado en noviembre de 2014 en River Camp. Los de Núñez se quedaron con el triunfo ante el eterno rival y Emma Martínez fue el autor del único tanto del derby. Pese a tener una buena temporada y de conseguir el título con la Tercera, no logró pegar el salto a la Primera –Marcelo Gallardo ya era el DT de River- y decidió salir a préstamo a San Martín de San Juan, donde lo dirigió un viejo conocido que lo tuvo en las inferiores del Millo: Pablo Lavallén.

Luego del paso por San Martín de San Juan, Emmanuel Martínez tuvo un paso por Chacarita Jrs. en la Primera B Nacional. Allí jugó 11 encuentros como titular y marcó un golazo de tiro libre. Ya por ese entonces lo venían siguiendo de varios equipos del exterior. Uno de ellos fue el Deportivo Cuenca, que fue la puerta de entrada para comenzar a destacarse en el fútbol ecuatoriano.

El siguiente salto fue hace uno de los grandes de aquel país, el Barcelona de Guayaquil, donde no solamente encontró su mejor nivel, sino que además se convirtió en uno de los jugadores más queridos por los simpatizantes. Allí consiguió el título de la Liga Pro de la Serie A en el 2020, donde fue una de las grandes figuras. Un año más tarde tuvo también una actuación destacada en la Copa Libertadores, siendo una de las piezas claves del equipo en el triunfo ante Boca en la fase de grupos. CONMEBOL lo destacó como el futbolista con más gambetas en aquella competición. Ahí parecía haber encontrado su lugar en el mundo.

Sin embargo, el presente encuentra a Emmanuel Martínez a punto de dar otro paso hacia adelante, esta vez para vivir su primera experiencia en Brasil. El enganche formado en las divisiones juveniles del Más Grande ya se despidió de los hinchas y dirictivos del Barcelona de Guayaquil y en las próximas horas firmará su nuevo contrato con América Mineiro, hasta fines del 2025. Un nuevo desafío para el volante argentino, que quiere seguir haciendo historia en el fútbol sudamericano.