River realizó un evento especial en la previa del encuentro contra Patronato en el Monumental y homenajeó al plantel campeón de 1986. Con motivo del aniversario número 35 de la obtención de la Copa Libertadores, integrantes de ese equipo glorioso fueron distinguidos por el club en un momento muy emotivo. 

 

El 29 de octubre se cumplió un nuevo cumpleaños de la primera vez que el Millonario reinó en América. Fue en un gran 1986, donde además consiguió el torneo local y la Copa Intercontinental en Japón. La dirigencia quiso conmemorar ese logro histórico y convocó a los protagonistas de aquellas gestas que quedarán para siempre en la memoria de los hinchas. 

Héctor Enrique, Américo Gallego, Héctor Veira, Oscar Ruggeri, Norberto Alonso, Enzo Francescoli, Claudio Morresi, Carlos Karabin, Néstor Píccoli, Jorge Gordillo, Patricio Hernández, Pedro Sallaberry, Eduardo Saporiti, Alejandro Montenegro, Juan Pablo Funes (hijo de Juan Gilberto), Luis Amuchástegui Roque Alfaro primero pasaron por el paddock del estadio Monumental, recibieron una camiseta cada uno con el número 35 y se fotografiaron con la réplica de la Copa Libertadores. 

Los homenajeados luego fueron al campo de juego a dar la vuelta olímpica con el trofeo de campeón y fueron aplaudidos por todo el estadio. También saludaron a los futbolistas del actual plantel que se encontraban haciendo la entrada en calor y se retrataron junto a la cancha. Entre los más ovacionados estuvieron el Beto Alonso y Ruggeri. 

"Agradezco a la gente de River por el cariño y el respeto que nos tienen. Amamos al club y hoy nos siguen demostrando que nos siguen queriendo. El reconocimiento llegó, todo llega", expresó Enrique muy emocionado tras el reconocimiento en declaraciones con TNT Sports. 

La ausencia de Antonio Alzamendi

El gran ausente del homenaje fue Antonio Alzamendi. El uruguayo avisó vía redes sociales que declinó la invitación y publicó: "No tienen nada que ver los hinchas de River.Tengo mis razones y lamento no poder ir". La hija del ex delantero también deslizó que la dirigencia le quiso hacer pagar el viaje desde su país.