Rollheiser tuvo la responsabilidad de patear el último penal de la serie, y lo hizo con mucha personalidad

Últimas noticias

River Plate OPINIÓN

Hay futuro

Fue muy movilizante la imagen televisiva de Gallardo en la ronda previa que hizo con todo el equipo antes de la tanda de penales frente a Gimnasia de Mendoza, eligiendo a los pateadores y el orden de los ejecutantes, y señalando para el quinto y decisivo penal a Benjamín Rollheiser, el pibe que hacía su debut oficial esa misma noche en San Luis.

Rollheiser tuvo la responsabilidad de patear el último penal de la serie, y lo hizo con mucha personalidad

Rollheiser tuvo la responsabilidad de patear el último penal de la serie, y lo hizo con mucha personalidad (Foto: Infobae)

Por
Nadir Ghazal

Pero más movilizante aún fue apreciar cómo le respondió el chico a toda esa confianza enorme que le había dado el DT. Teniendo en cuenta además que le tocaba patear ni más ni menos el penal que le podía dar la clasificación a River, y que lo resolvió con una frialdad absoluta y una pegada magistral para colgarla de un ángulo. Como si fuera su partido 500, y no el 1.

Lo que pasó ayer en San Luis es una práctica que el Muñeco ya había realizado el año pasado en el mismo certamen ante Gimnasia de La Plata con Julián Álvarez, otro de sus "pollos" predilectos. Y allí el pibe también convirtió con mucha clase, pese a que River perdió aquella definición frente a Gimnasia de La Plata. Había otros jugadores de mucha más trayectoria y experiencia para esas instancias, sin embargo eligió darle ese reto y responsabilidad a los que recién arrancan. Para que vayan comprendiendo el factor presión, pero sabiendo que el contexto de todo lo lindo que vive River no los va a condenar si lo erran.

Y los pibes están, y cada vez aparecen más. El Muñeco le empieza a dar minutos importantes a Rollheiser. Álvarez ya tuvo pruebas de fuego en dos finales internacionales, incluida la de Madrid donde participó en el gol de Quintero. Asoman también Sosa y Beltrán, que pintan para grandes cosas. Está Ferreira que aporta una pegada enorme, y ya hizo goles en partidos decisivos como en Perú. Y más abajo viene López Muñoz, que en su debut en Primera mostró muchas condiciones.

Y también están los que ya se asentaron en Primera hace un tiempo, y que se adaptaron a la perfección a la idea futbolística que baja Gallardo. Montiel y Martínez Quarta consolidados en la defensa, y Palacios brillando en el mediocampo y siendo el futbolista que demuestra más talento y capacidad para brillar hasta en la Selección Argentina. Todas las grandes épocas de River, como la actual, han contado con juveniles que entran y al instante empiezan a deslumbrar. Y es un placer ver a los chicos del club siendo protagonistas y apareciendo en situaciones importantes.

Gallardo dijo en conferencia de prensa hace unos días que su idea a futuro es que la gran base importante de River dentro de unos años debe estar compuesta exclusivamente con juveniles. Y va camino a eso el hombre que suele cumplir cada idea que se pone en la cabeza. Hay futuro en River, y del bueno. Porque el legado del Muñeco va mucho más allá de los títulos conseguidos. Salud, y a disfrutar del fútbol de los pibes.

Temas

Comentarios


Lee También

OPINIÓN

Modo Oso

¿Quién debe reemplazar a Enzo Pérez en la revancha ante Cerro Porteño?

Leonardo Ponzio
Bruno Zuculini
Santiago Sosa

¡No te pierdas las novedades de último momento!

Suscribite a nuestras noticias