Una operación que parecía sumamente sencilla terminó transformándose en una negociación cada vez más compleja. El regreso de Lucas Beltrán a River se sigue demorando y el Millonario corre riesgo de no poder utilizarlo para los octavos de final de la Copa Libertadores si es que Colón decide anotarlo en la lista para dicha instancia (cierra el 25 de junio). El Sabalero no quiere saber nada con liberar al jugador hasta después del 30 junio y el tironeo entre dirigencias continúa.

Este fin de semana, Colón empató 2-2 con Unión en el clásico santafesino y en la previa hubo muchas especulaciones en torno a Beltrán. Terminó uno de las últimas prácticas con un golpe en la tibia, parecía que se perdía el partido pero Falcioni lo convocó. Finalmente no lo llevó ni siquiera al banco de suplentes y en Santa Fe hablan de que el jugador ya empezó a hacer presión para volver a River y se plantó ante los dirigentes.

"Con respecto a la ausencia de Lucas no opino: es una situación entre los clubes, el jugador queda en el medio", señaló tras el clásico Julio César Falcioni, entrenador del Sabalero, con respecto al delantero. Todavía no hay acuerdo entre las dirigencias y este miércoles River juega contra Colón en Santa Fe. Los días pasan, no se llega a un punto en común y este partido parece caer en el momento justo, porque los directivos se van a cruzar y seguramente buscarán darle un corte definitivo al tema.

Jorge Brito, en la previa del partido con Atlético Tucumán, le metió presión a los dirigentes del equipo santafesino y pidió que entiendan "el espíritu del contrato" que, según él, marca que Beltrán puede ser repescado al final de una temporada y no específicamente a partir del 30 de junio. "Aspiramos a que el presidente de Colón entienda la importancia que tiene para nosotros, el espíritu que tiene el contrato", lanzó Brito en diálogo con River Monumental.