Siempre defendiendo el escudo con el corazón, y siempre agradecido con la gente. Así es Rodrigo Mora.

Últimas noticias

River Plate OPINIÓN

Hasta siempre, uruguayo

¿De quién fue el primer gol que inició el camino de la Libertadores más recordada de la historia de River? Sí, tuyo. ¿De quién fue el gol en México que nos resucitó definitivamente en el 2015? También fue tuyo. ¿Te pensás que fue casualidad? Para nada, Rodrigo.

Siempre defendiendo el escudo con el corazón, y siempre agradecido con la gente. Así es Rodrigo Mora.

Siempre defendiendo el escudo con el corazón, y siempre agradecido con la gente. Así es Rodrigo Mora. (Foto: Getty)

Por
Nadir Ghazal

Te vi una y mil veces con una sonrisa en la cara derrochando optimismo, incluso hasta cuando estabas encerrado en dos muletas tachando los días para volver, o tirado en una cama a punto de operarte. Te vi siempre dispuesto a levantarle el ánimo a cualquiera que te haya rodeado. Te vi brillar en situaciones límite adentro de la cancha, y te vi siendo el primero de la fila a la hora de apoyar y festejar cuando estuviste afuera. A pura humildad, y con sentido de pertenencia grupal por sobre lo individual. Por eso fuiste un líder absoluto dentro del vestuario durante todos estos años, y por eso hoy TODOS  los que compartieron y aprendieron a tu lado se desviven por agradecerte y hacerte llegar el afecto.

El final fue triste y demasiado injusto, como tan maravilloso fue todo tu camino. Porque te vas, pero en verdad te quedás para siempre. Y conociéndote un poco sé que no bajarás los brazos, y que quizás en un futuro intentarás desafiarte otra vez para retirarte dentro de la cancha. Volverás a batallarle a las tormentas con la fortaleza que te envuelve, y a demostrar todo ese poder que te hace diferente al resto.

Gracias por cada enseñanza de vida, y por cada entrega total e innegociable adentro de la cancha. Por tus vaselinas inolvidables que provocaron rugidos hermosos. Por esa metralleta que en cada tiroteo provocó una relación innegociable. Un ida y vuelta inquebrantable.

Por las dos Libertadores levantadas de manera gloriosa. Por aquel llanto pleno de descarga en Mendoza después de ganarles la primera final a ellos, sabiendo que habías vuelto a hacer lo que más te gusta a puro sacrificio. Por cada historia o posteo con mate en mano donde le inventabas un apodo a algún compañero. Por elegir siempre a River cuando varias ofertas multimillonarias desfilaron por tu mesa.

Latido a latido uniste tu corazón con el nuestro, y eso no se olvida en la vida. Hasta siempre, Uruguayo encantador. Hasta la próxima sonrisa iluminada que salga de tus adentros para llenarnos el alma.

https://shop.lapaginamillonaria.com/

Temas

Comentarios


Lee También

OPINIÓN

Desesperados

INTERÉS GENERAL

¡Que vuelva el fútbol!

¿Quién debe reemplazar a Casco en la revancha ante Paranaense?

Angileri
Mayada

¡No te pierdas las novedades de último momento!

Suscribite a nuestras noticias