River terminó el fin de semana con una sonrisa luego de haber vencido por 2 a 0 a Newell's Old Boys en condición de visitante. El rival planteó un partido muy friccionado en la mitad de la cancha y al Millonario le costó imponer su juego, pero en el segundo tiempo apeló al contraataque y pudo liquidar la historia con un golazo de Juanfer Quintero (gran mérito de Álvarez por presionar al arquero) y otro de Robert Rojas, quien culminó una muy buena transición del equipo en ataque. Otro que tuvo un gran rendimiento anoche fue Elías Gómez.

El ex Argentinos Juniors disputó su tercer partido consecutivo (segundo como titular) y por su costado se dieron los ataques más peligrosos del Millonario. En el primer tiempo desbordó constantemente y buscó asociarse con Esequiel Barco. Ganó casi todos los duelos defensivos que tuvo y otra vez volvió a mostrar esa cuota de sacrificio y empuje que se le había visto en el amistoso con Vélez, aptitudes siempre necesarias en partidos como el que se le presentó al Más Grande anoche.

Además, en redes sociales empezó a ganarse el apodo de "tractor", por su incanzable ida y vuelta y su despliegue en ataque. Ayer se proyectó casi todo el tiempo en ofensiva y envió varios centros peligrosos al área de Newell's, es decir, culminó todos los ataques con un sentido. Y eso que todavía no se animó a patear de afuera, una habilidad que destacó y bastante en su paso por Argentinos Juniors. De a poco, Elías va sumando confianza y eso se traduce en su rendimiento. Con el correr de los partidos, se va a ir amoldando cada vez mejor al equipo y seguramente se transformará en ese lateral temible con el que sueña Gallardo.

Los goles de River contra Newell's