El pasado sábado River recibió a Talleres por la fecha 21 de la Liga Profesional en el Estadio Monumental, el resultado lejos estuvo de ser el esperado ya que los de Gallardo cayeron por 1 a 0 y se despidieron de la lucha por el campeonato. Los hinchas agotaron las entradas, alentaron los 90 minutos y pudieron ver un avance importante en las obras que se están llevando a cabo.

Lo que más le llamó la atención a los más de 70 fanáticos que colmaron el Monumental fue que en gran parte de la platea San Martín Inferior ya se colocaron las nuevas butacas. Las mismas aparecieron en la zona más cercana a la Sívori Inferior, la cual pasará a ser popular en un futuro cercano.

Las butacas son de máxima calidad y de hecho fueron realizadas por la misma empresa que hizo las del Tottenham Stadium, uno de los estadios más modernos del mundo. Los nuevos asientos son rebatibles –como en la mayoría de los cines- además son antivandálicas y su comodidad es absoluta.

¿Por qué son grises?

La inversión que está realizando River es impresionante y más en un país como Argentina en el cual la economía es bastante inestable, por ende la durabilidad de una obra de estas características es de vital importancia. En el mundo la corriente es colocar butacas de colores oscuros en los estadios, de hecho en clubes donde el blanco predomina –Real Madrid o Tottenham- las butacas son de colores oscuros y eso es para que duren mucho más. Además lo realmente importante es el color que le ponen los hinchas a las tribunas.