Hay referentes de la historia de River que desde uno u otro lugar aportaron al club su granito de arena para hacerlo grande. Uno de ellos es Leonadro Astrada, o mejor dicho, el Negro, que en una entrevista exclusiva Nicolás Distasio para La Página Millonaria habló de aquellos aspectos que ve en Martín Demichelis, con una voz autorizada por haber pasado por el banco de suplentes en dos oportunidades con el Millonario.


Si bien lo convence en líneas generales el trabajo del técnico, Astrada se despegó en un punto clave como es la defensa: no le gusta que marque en zona. Al respecto, argumentó: “A mí no me gusta la marca zonal de las pelotas paradas. Tuvo muchas dificultades en el comienzo, hoy no las está teniendo. Seamos realistas, porque al comienzo lo hacían goles prácticamente todos los partidos o le cabeceaban todos los partidos. Hoy no”.


Por otro lado, y en tono siempre futbolístico, Astrada cerró: “Después hay momentos que cuando lo atacan no salen los marcadores rápidos arriba de los que tienen la decisión de tirar un centro o de jugar y eso lo deja pensar un poco al delantero. Hay veces que se replica demasiado y vuelve a achicar hacia adelante, pero bueno, cada uno tiene su forma”.

¿Qué virtudes ve Leonardo Astrada de Demichelis?


En cuánto a lo positivo que rescata el Negro Astrada de Martín Demichelis, dejó en claro algo importante en su charla con La Página Millonaria. “La convicción que tiene para el armado del equipo, la intención de juego. Te digo, tiene cosas a favor que me gustan y cosas que no me gustan. En lo personal a mí, pero yo no soy quién”.

Astrada defendió a Demichelis de los murmullos del Monumental


El hincha de River le reprocha a Martín Demichelis el hecho de haber quedado eliminado de la Copa Libertadores tan tempranamente como ocurrió el año pasado ante el Inter de Porto Alegre. En ese sentido, Leonardo Astrada sabe lo que es la presión de sentarse en ese banco de suplentes dirigiendo al Millonario.


Es por esto mismo, que salió en su defensa: “Yo creo que hay un hincha muy impaciente en el último tiempo. Es como que todo lo que no se criticó antes se empieza a criticar ahora. El hincha es muy exigente. Y lo que pensó la gente en sí es que, después de haber ganado el campeonato local de la forma que lo ganó, pensó que la Copa Libertadores era una facilidad terrible. Y la Copa Libertadores es otro juego”