La 13° jornada del Torneo Juvenil de la AFA/Liga Profesional tuvo entre los partidos más destacados un cruce más que interesante entre River y Racing, dos de los grandes animadores del fútbol formativo. En esta oportunidad, las categorías más grandes jugaron de local en el predio de Ezeiza, mientras que las más pequeñas fueron hasta Avellaneda. Hubo un saldo muy favorable para el Millonario, que se quedó con 13 de los 18 puntos en juego, producto de 4 triunfos, 1 empate y 1 derrota.

En el River Camp la jornada comenzó con la presencia estelar de Marcelo Gallardo, que fue a ver a sus dos hijos. Primero fue el turno de Matías, que formó parte de la Cuarta División y que cayó por la mínima diferencia ante Racing. Más tarde, Santino jugó en la Sexta, que igualó sin goles ante La Academia. En el medio, la Quinta fue la única que sumó de a tres en condición de local: venció 2 a 1 con goles de Domínguez y Bajú.

En el predio Tita Mattiussi hubo un partido que se destacó por encima del resto y fue el triunfazo que logró la Séptima División, de la mano de un Franco Mastantuono imparable. El enganche de la 2007 marcó un hat-trick que le dio el triunfo por 3 a 2 sobre Racing. El Millonario terminó jugando con dos hombres menos por la expulsión de su dupla central. Luego fue el turno de la Octava, que ganó 3 a 1 con tantos de Felipe Esquivel, Juan Villordo y Juan Cruz Meza. En el cierre, la Novena también ganó 3 a 1, con tantos de Ávalos, Scarlato y Luna de penal.

El gran presente de Mastantuono

El triplete de Franco Mastantuono no es un hecho aislado ni mucho menos. En lo que va del año lleva 13 gritos y lidera la tabla de goleadores de la Séptima División, que marcó hasta aquí 32 tantos. Es decir, ¡anotó casi la mitad de los goles de su categoría! Su gran presente lo llevó a ser convocado a los entrenamientos de la Selección Argentina Sub 17 y Sub 20. Estuvo muy cerca de formar parte del último Sudamericano y de ser compañero del Diablito Echeverri. De mantener este nivel, los hinchas de River disfrutarán dentro de unos años de otro gran talento, producto del trabajo en sus divisiones inferiores.