Valentín Castellanos ocupó las portadas más importantes de los medios deportivos del país este martes porque confesó que River lo llamó para sumarlo como refuerzo. El delantero de 23 años brilló en la MLS en 2021, pero es un desconocido para el grueso del público futbolero. Su corta carrera vive su momento más destacado y para llegar a este presente tuvo que pasar por duros desafíos como una prueba fallida en el Millonario y un paso con poca continuidad por Chile. Desde que es parte del City Group se reinventó y hoy llamó la atención, nada menos, de Marcelo Gallardo

 

El atacante nació en Mendoza el 3 de octubre de 1998, tiene 23 años, mide 178 centímetros, es derecho y le dicen "Taty". Comenzó su camino en el fútbol desde muy chico y con apenas cinco años llamó la atención de un campeón del mundo: Leopoldo Luque. El fallecido goleador entrenaba a niños de ocho años en una escuelita de fútbol en Mendoza y descubrió a Castellanos en una prueba.  

De esta manera, Taty inició su carrera en el Club Murialdo y a los 15 años debutó en la Liga Mendocina. Sin embargo, quiso dar el salto a Buenos Aires y viajó para probarse en River. En el Millonario tuvo un buen desempeño, pero no quedó y el mismo futbolista lo recordó en una entrevista con TyC Sports. 

La prueba de Castellanos en River

"No se me dio la oportunidad. Fue en 2015 o 2016, tenía 15 años. Estuve tres o cuatro días donde me fue muy bien. La primera vez quedé, habían pasado cosas que no se dio. Me había ido muy bien, pero a lo mejor no alcanzó. No me bajoneé, al contrario, seguí buscando mi futuro y después se dio la oportunidad de jugar en Chile", recordó y narró cómo fue su llegada al fútbol chileno.  

Quiso dejar todo y volver a Mendoza

Castellanos cruzó Los Andes para jugar en Universidad de Chile, pero en los primeros años no se encontraba a gusto y pensé en dejar todo. "La pasé mal en Chile porque cuando llegué estuve casi 11 meses sin jugar porque era menor y por papeles no podía jugar, solamente entrenaba. Tuve charlas con mi vieja y mi representante porque quería dejar, quería volver a Mendoza. Después cuando cumplí los 18 años pude jugar y al otro año me subieron a Primera", explicó en una nota con Zona 10 en 2020. 

Su llegada al City Group

En el conjunto chileno apenas disputó un partido en Primera cuando debutó en abril de 2017 por la Copa Sudamericana en un encuentro contra Corinthians. Sin embargo, su explosión como profesional se dio muy lejos y gracias al interés del City Group, la empresa dueña del Manchester City que tiene clubes desperdigados por todo el mundo. 

A través del grupo llegó a Montevideo City (en ese momento se llamaba Torque) para militar en la segunda división del fútbol uruguayo. Su rendimiento fue bueno, marcó cinco goles en 30 compromisos y consiguió el ascenso a la Primera División. Allí fue visto por Domenec Torrent, ex colaborador de Pep Guardiola que entonces era el entrenador de New York City, quien lo contactó para llevarlo a la MLS. 

Selección Argentina

Su primera temporada en Estados Unidos fue de adaptación, pero para la 2019 se despachó con 11 goles en 37 partidos. Su gran nivel hizo que la Selección Argentina pose sus ojos sobre él y Fernando Batista lo convocó para el Preolímpico Sub-23 de Colombia en 2020. Si bien jugó seis partidos y logró el título, se quedó afuera de los Juegos Olímpicos de Tokio que se celebraron en 2021.  

La última temporada fue soñada y hasta recibió elogios de Guardiola

Castellanos terminó de explotar futbolísticamente en 2021, cuando marcó 24 tantos en 37 encuentros del New York City que se consagró campeón de la MLS. Fue el goleador y se llevó la Bota de Oro al máximo anotador. Además, en la final ante el Portland Timbers convirtió un gol y también estuvo certero en la tanda de penales. 

Fue tan exitoso su año en Estados Unidos que el propio Guardiola se expresó al respecto. "Sé que es un jugador calificado y listo para dar el siguiente paso en Europa. Ya veremos dónde", dijo el catalán en una conferencia de prensa. 

La actualidad del mendocino lo ubica entre los jugadores más valiosos de la MLS y por eso su salida no será sencilla. Tiene contrato hasta diciembre de 2025 y su ficha está valuado en alrededor de 15 millones de dólares. Incluso se deslizó que, en las últimas horas, el Palmeiras ofreció 10 millones. Con estas cifras, la única esperanza de verlo con el Manto Sagrado será a través de un préstamo.