SEMBLANTE BAJO. El Pity perdió mucha confianza con su fútbol en los últimos 
partidos. (Foto Getty)

Últimas noticias

¿Qué te anda pasando?

Gonzalo Martínez bajó una marcha futbolística en el último mes de competencia. El Pity nos venía acostumbrando a un nivel muy alto, y por diversas situaciones comenzó a pincharse de una manera pronunciada. ¿Por dónde se puede explicar? Queda claro
SEMBLANTE BAJO. El Pity perdió mucha confianza con su fútbol en los últimos 
partidos. (Foto Getty)

SEMBLANTE BAJO. El Pity perdió mucha confianza con su fútbol en los últimos partidos. (Foto Getty)

La Página Millonaria

Por
Nadir Ghazal

Gonzalo Martínez bajó una marcha futbolística en el último mes de competencia. El "Pity" nos venía acostumbrando a un nivel muy alto, y por diversas situaciones comenzó a pincharse de una manera pronunciada. ¿Por dónde se puede explicar?

Queda claro que cualquier jugador suele tener altibajos. Pero sorprende en este caso particular, porque fue un cambio muy abrupto. Todo comenzó en cancha de Racing, donde desperdició un par de contragolpes y jugadas de ataque que en otro momento terminaban en situaciones de gol claras en sus pies. Pateó muy feo el penal frente a Huracán, justo cuando por primera vez eligió la fuerza antes que la colocación (muy raro en él). Llegó el partido contra Belgrano, y no le salió una de principio a fin. Hasta los controles de pelota se le escapaban, que es donde casi nunca falla. Y, para colmo de males, sintió una molestia física contra Argentinos que lo dejó un poco relegado. El cúmulo de todas esas situaciones puntuales evidentemente lo fueron llevando a que pierda mucha seguridad y tranquilidad con su juego.

Ojo, hay otro aspecto a tener en cuenta. Tantos rumores de una posible transferencia suelen jugar en contra en la cabeza de los jugadores. Más allá de que ante los micrófonos él se cansó de aclarar que el foco de concentración siempre estuvo en River, no parece casualidad que justo durante la época de mercados europeos abiertos haya aparecido este bache pronunciado.

Lo cierto es que durante todas estas semanas se lo vio muy errático. Confundido. Sin esa lucidez que venía mostrando casi sin interrupciones desde principios del 2017. Sus primeros dos años en River fueron de muchos altibajos y dudas, pero durante el primer semestre del año pasado hizo un click mental que lo llevó a madurar notablemente. A levantar más la cabeza y decidir con mejor criterio.

Pero hoy está distinto. Toda la explosión, resolución y definición se pinchó de la noche a la mañana. El mejor resumen de lo que está viviendo se vio en esos 20 minutos que entró en el Nuevo Gasómetro, donde resolvió mal en cada intervención y hasta se lo notó tímido a la hora de proponer la gambeta y el desequilibrio en velocidad, aspectos en los que generalmente se luce por características naturales. Hoy Juan Fernando Quintero está en un gran nivel, y si Gallardo repite el dibujo de la copa Libertadores no habrá lugar para los dos en el equipo. ¿Perderá definitivamente su lugar en el once inicial? Ya veremos qué decisiones toma el Muñeco al respecto.

Ojalá la gira con la Selección sea el trampolín para que empiece a recuperar la confianza. La primera experiencia a esos niveles suele dejar buenas sensaciones, y quizás el viaje lo ayude a recuperar de a poco lo mejor de su fútbol. Dale, Pity. Que se vienen verdaderas "finales" y te vamos a necesitar entero.

+ AMISTOSO: Fecha y hora confirmada para enfrentar a Talleres

+ ENTRADAS: Venta de abonos para la Centenario Alta

Temas

Comentarios


Lee También

Teniendo en cuenta que Ponzio, Pity y Palacios serían titulares: ¿Quién debería completar el mediocampo?

Pérez
Fernández
Quintero
Zuculini

¡No te pierdas las novedades de último momento!

Suscribite a nuestras noticias